domingo, 31 de agosto de 2008

jueves, 28 de agosto de 2008

¡Los duelos entre hombres suelen ser memorables y históricos .Pero los femeninos no se quedan atrás,ya que ser una mujer guapa y rubia ,ya no importa!


Croacia 28 de Agosto del 2008

La educación impuesta por nuestros padres fue bastante similar. Tu descendías de un rey ilegitimo del norte de Noruega y yo era un hijo bastardo de la reina de Dinamarca.

Los dos no fuimos reconocidos públicamente por nuestras familias hasta varios años después. Puede que esta falta de cariño, de desdicha y de miles y miles de cuchicheos sobre nuestra raíz familiar nos uniera en un acto de compasión y amor .Pero yo lo dudo firmemente, y el fututo me dará la razón.

Nuestro primer encuentro fue el Baile de Fin de Curso de tu internado. Un gran caserón típico en Suiza, con habitaciones de tejados altos, ventanales inmensos que proporcionaban toda la luz, puertas inmensas de madera de roble y secretos escondidos por cada esquina. Las mejores féminas de Europa habían estudiado allí, en el Stiftung Ingenbohl. La dictadura impuesta por el equipo educativo completamente femenino era dura y sebera. Tú llegaste a probar esa dictadura en tus propias carnes, o eso me contaste alguna vez, posiblemente para impresionarme .

Mi colegio, el École Montani, educaba en las entrañas de la antigua maestría suiza, gracias a la cual nacieron una gran multitud de hombres que tarde o temprano dirigirían el mundo.

El baile era a las siete de la tarde . Nuestra llegada como perfectos caballeros fue puntualísima. Para que hacer esperar a unas damas tan femeninas y castas – decía el director del École Montani.

Nuestra entrada fue perfecta, debido a los ensayos realizados con anterioridad al evento en nuestro salón . Las relaciones comenzaron a surgir , la música era el invitado más esperado , el acompañante solitario que con ella misma bailaba , ligaba y se movía . El ambiente era realmente impresionante, la colocaciones exquisitas y las damas , las damas perfectas.

No voy a decir que nada más entrar en el salón me fije en ti, porque sinceramente, seria mentir. Al principio pensé que eras pretenciosas, anticuada y soberbia, ese pensamiento tarde mucho en quitarlo, puede incluso que estuviéramos casados cuando borre ese último sentimiento de mis entrañas y te empecé a querer cien por cien.

Los motivos para describirte así eran muchos. Eras rebelde por fuera, pero tristemente no lo eras por dentro. Una mano en tu muslo y los pelos de la nunca se te erizaban de pudor y vergüenza .

Fue gratificante como te defendías en otros terrenos más complicados y enteramente de alcoba.

La tarde se había pasado y la noche ya estaba acompañando la velada. Nuestras primeras palabras fueron en las puertas del baño. Tu salías sola y con la cabeza bien alta . Tu cara estaba limpia sin maquillaje y ahí pude descubrir que la belleza era tu mayor aliado. Chocaste conmigo, no sé si conscientemente o inconscientemente , pero no te dignaste a girarte.

Mi grado de alcohol en sangre era un poco elevado y mi boca no sabía lo que decía. Un simple y vulgar insulto te hizo girarte. Taconeando volviste a donde estaba yo y me dijiste que repitiera esa palabra si tenía "hombria" . Abrí la boca y tu apretaste esa zona masculina debajo del ombligo. El dolor era tremendo, pero mi ira era mayor. Lentamente repetí esa palabra que te había hecho volver y de repente me besaste.

En ese momento te conocí. Conocí tu parte más cruel, tu parte más seductora y tus objetivos . Empezamos a hablar de tus gustos y de los míos, los cuales no cambiaron nunca. Pero varios años después de ese primer encuentro tus gustos cambiaron…


Fdo : El señor Melocotón, de Pelando Melocotones.


Pd: ¿ Mantengamos la magia?
**Espero que mis historias te diviertan y te gusten eternamente. Que si algún día escribo un guión cinematográfico y tiene éxito , me des la enhorabuena. Por ser como eres y por un poco más Muchas Gracias por tu Apoyo y tu Dulzura. Gracias por el Libro y por esos ratos de Café. (Ya me dirás si te gusta Sra. C)

sábado, 23 de agosto de 2008

Unas botas altas que lleguen hasta la crica, un bañador negro por encima de las medias y pa' lante.

Las nuevas Dancing Queen copian el estilo de las antiguas .
Pero nosotros somos de las Dancing Queen de los 80's.
y ¿quién no?

martes, 12 de agosto de 2008

Viviendo una doble vida a espaldas de todos . Viajando por lugares escondidos de la Europa profunda y aunque juzgues que es injusto no me importa.


Moscú 12 de Agosto del 2008


Te fuiste y te seguí. El juego de las miradas se acabó al pasar Suiza y en ese momento empezamos a escondernos ,a pasar uno del otro , a correr por la calles empedradas de Luxemburgo , pero cuánto más nos escondíamos uno del otro , más nos encontrábamos .

Me diste uno, uno solo, o tal vez no me lo diste y solo me lo imagine, pero fue tan real, tan grandioso, tan sensual y lento que si no fuese así el de verdad, no lo querría.

Continuamos nuestra carrera por Europa, tal vez sea de psicópatas o simplemente de amar al daño propio o tal vez seamos los lideres todopoderosos del sadomasoquismo emocional, pero lo que nos gusta eso no tiene precio.

Cruzamos Hungría como sino pudiéramos controlar nuestros impulsos más primarios. Dos animales en celo tienen más sentido que tú y yo juntos. Los gastos y destrozos ocasionados en los hoteles más lujosos no era nada comparado con esa noche, esa noche mágica en el Baile de Invierno en el Metropol Hotel (Polonia).

Las cosas estaban habladas, los sentimientos claros y las ganas reprimidas. Tú tenias mis dedos marcados en el brazo y yo un arañazo tuyo en la espalda. Estábamos empatados. Adrenalina fuera y cabezas altas.

Esa noche fue perfecta, pero como perfecto caballero no la escribiré.

Paramos en Ucrania, el amor surgió de nuevo, la pena que ni tú estabas enamorada de mí y en ese momento ni yo de ti. Los dos conocimos a otras personas, practicamos y luego discretamente en un pequeño pueblo de Bielorrusia comparamos todo lo aprendido. Tú solo me pusiste un 7, exigente hasta el final, yo no podía ponerte menos de un 9. Tenias un buen profesor en Ucrania, y eso se nota.

En Letonia, te perdí la pista. Desapareciste como si una mafia te hubiese secuestrado.

En Moscú nos vimos, o ¿solo te vi yo?


Fdo: El señor Melocotón , de Pelando Melocotones .


Pd: Mantengamos la mágia.

miércoles, 6 de agosto de 2008