sábado, 28 de marzo de 2009

El camión de los Helados. ¡Hoy Fresa con Limón!


139.76 fm. Normalmente una vez al año, me acuerdo de ese dial.

La primera vez en mi vida que pisé la Habana me enamoré, y siento decir que cada vez que visito esa ciudad acabo sofocada en alguna hamaca de los maravillosos patios cubanos.
Mi primer viaje a esa tierra fue espiritual. Eran los ochenta y las religiones estaban en plena “promoción”, mi corazón religioso nunca fue muy monógamo, por decirlo cortésmente. Pero ni mi corazón, ni mi sexo, de ahí mi falta de sentimientos.

I've just seen a face
I can't forget the time or place where we just met
She's just the girl for me
And I want all the world to see we've met
Had it been another day

Ese sonido, esos movimientos imitados por una docena de vecinos, me hicieron sonreír, una sonrisa que si ahora intentase repetirla, obtendría de castigo unas agujetas de larga duración.
Las mamás del patio contemplaban desde sus balcones como sus hijos disfrutaban de aquellas canciones prohibidas por el gobierno cubano e igualmente escuchadas por los vecinos del barrio cubano del Cerro. Los coros de aquellas madres vestidas con floridos delantales y altas coletas se mezclaban con el sonido de la radio de los patios.

Las veces que bailé esas canciones no pueden ser contadas numéricamente, por ese he decidido escribirlo en mi diario y agradecérselo de esta manera, a aquel programa ilegal del dial 139.76 que tan bueno momentos me hizo pasar.


Cordelia, la cubana de adopción.

jueves, 26 de marzo de 2009

¡Cuándo te vas,me dejas pendiente!







I'm a man without conviction.
I'm a man who doesn't know
how to settle a contradiction.
You come and go, you come and go.

Karma karma karma karma karma chameleon,
you come and go, you come and go.





¡Dedicado a mi Karma Chameleon!

viernes, 13 de marzo de 2009

La mia risposta *

... todo sucedió en un segundo , sus mirada cambió de coqueta y cálida a tórrida y chispenate ...

jueves, 12 de marzo de 2009

Le pedí matrimonio a Topanga en el ático.

Me gusta recordar esa noche. Una y otra vez mi imaginación recorre los huecos de ese pequeño ático acristalado. Pero si queréis que os cuente un secreto , os diré que lo que más me gusta es que surja el amor en un lugar lleno de gente y las dos personas partícipes ni siquiera lo sepan . ¡Ese momento es mágico!

domingo, 1 de marzo de 2009

¡Me gusta bailar en la cama!

¡Dedicada a todos aquellos que un día dijeron que yo nunca podría llegar a ser un superhéroe!