domingo, 29 de noviembre de 2009

El camión de los Helados. ¡Hoy Turrón y Chocolate!


Listado de cosas que están prohibidas
a partir de la noche del 27 de Noviembre del 2009.


1_ Prohibido beber ginebra, vodka y tequila. (Y todavía está mas prohibido beber esto en una coctelera verde lima, en un bar ambientado de los años 50 mientras ponen Muse).
2_Prohibido ligar con alguien que se llame: Jimmy, Tiny, Tisi, Timly o Jiss.
3_Prohibido hacer caso a mis amigas las drags (me levanto siempre con la almohada llena de purpurina).
4_ Prohibido echarme más purpurina en “zonas peligrosas”.
5_ Prohibido llevar siempre unas media de recambio en el bolso (una larga historia).
6_ Prohibido montarme en motos con sidecar y no llevar un pañuelo para el pelo.
7_ Prohibido comprarme más zapatos de Jimmy Choo en color rosa chicle (¡No pega con nada!).
8_ Prohibido quitar el puntero láser a la madame de la discoteca y cegarle con él (jajajaja, soy tan mala borracha).
8.1_ También soy mala en estado de sobriedad.
9_Prohibido negarme a llamar a mis amantes mientras están con sus mujeres. (¡Qué se jodan!).
10_ Terminantemente prohibido, desmaquillarme en la pila bautismal de las iglesias ortodoxas de Brujas.


Hace 13 años que no hacía esto. ¿El qué? – preguntó mi resacosa amiga .Una lista de cosas prohibidas, contesté con nostalgia en mis palabras.


Cordelia Salvaje.

martes, 24 de noviembre de 2009

Ya lo decía Marisol: "Por que todo mi cariño a tu número jugué"


¡Me alegra comprobar que todavía las viejas arpías de los años veinte guardan en sus bolsos el arma del delito, dos botes de pastillas y tres caramelos de anís!

domingo, 15 de noviembre de 2009

El camión de los Helados. ¡Hoy Piña y Plátano!


“… y me senté en aquella fría silla de madera esperando que la luz de tu ventana volviera a brillar con fuerza. Quería que me transmitieras lo que me habías quitado de un soplido,… a recibir de nuevo tu felicidad desinteresada,… que pudieras secar mis lágrimas desiertas y jugases con mis ojos negros en tu sofá verde. Volví a contemplar como llegaba ese sentimiento extraño de cariño, casi siempre envenenado y puesto en cuarentena por algún “halógeno defectuoso”. Sentí como mi corazón deseaba con todas sus fuerzas que la luz de aquella simple bombilla volviera a funcionar.

La espera… fue tediosa, pero con un único resultado en mente,… conocer el final.”
*
*
A vuelto una
Cordelia exótica.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

domingo, 1 de noviembre de 2009