viernes, 29 de enero de 2010

El camión de los Helados ¡Hoy de Cereza!

...Ya no podía contenerme más, las ganas de que me poseyera podían a mis ideales y a mis convicciones educativas. Pobre de mi madre si conociera la existencia de los más tranquilos de mis pensamientos lascivos. Mis manos jugaban con el algodón que tanto sudor y picadoras me había provocado. – leí en aquel diario viejo de mi tatarabuela. Sus hojas se rasgaban con el roce de mis dedos. Pero mi pasado es más importante pensé.- la cuadrilla del ejercito – continuaban las memorias de mi tatarabuela – pisó aquellas tierras de algodón en flor como su entrasen en uno de los más lujosos burdeles franceses de la época. Sus rostros de cansancio rápidamente se borraron dejando paso a una sonrisa picara. Todas sabíamos su próxima maniobra. Sabíamos que el tiempo no era el necesario para enamorarnos, pero si el suficiente para concebir el hijo que los ataría a nosotras posteriormente. Serían fuertes, asesinos, defensores de sus ideales, maridos de sus mujeres,… pero no eran canallas...

Mi tatarabuela continuaba describiendo sus escenas de cama, como si su mente fuera la de la mismita Nora Roberts y no la de Cordelia S.

Cordelia
(Domingo por la tarde)

sábado, 23 de enero de 2010

¡Rebajas ya!


¡Y busqué y busqué un amor prohibido en este bolso,
y solo encontré un rojo fuego y un triste gris!

lunes, 4 de enero de 2010

¡La cosa va de perlas y maridos!

¿Te crees que aunque tengas perlas tienes derecho a engañar a tu marido?
¡¡Engañar cariño, se hace con perlas o sin perlas, pero un toque de glamour siempre es grato en la cama!!