sábado, 24 de julio de 2010

Telegramas de emergencia y no son para el 112.



La Habana 24 de Julio de 2010.

El ruido de tus tacones me sorprendió. Pensé que sería la señorita que hacía un cuarto de hora había contratado. Tu Louis Vuitton hacía juego con tu collar y tus zapatos, pero ese vestido, te los había visto mejores e incluso te los había quitado mucho mejores. Has perdido facultades, puede ser que tus ganas de ganarme te pierdan y te provoquen perder el sentido por lo único que te hacia feliz: La ropa.

Me limito a sonreír y a aplaudir mientras contoneas tu cintura en el asiento. Mis modales de caballero, habían sido apagados. Me levanté y me fui.

Un giro rápido valió para decirte una cosa: ¡¡Ayer me silbaste, ¿te acuerdas?!!

Pero no recuerdas que el frío de la noche anterior nos hizo buscar calor en cuerpos extraños. Lástima que el Rubifen también borre recuerdo a corto plazo, pensé mientras mojaba mis labios en un vodka con ron y tú, buscabas a tu cómplice.

Fdo: El señor Melocotón.

miércoles, 7 de julio de 2010

Piezas de mi.






Pensando en trozos y viendo cual falta porque tú me lo rompiste.