jueves, 21 de junio de 2012

Clases de Medicina Avanzada (IV)



Lección IV: Entre manías y el insomnio.

Tras haber profundizado en la anatomía, la cardiología y algo de neurología, nos vamos a las artes más oscuras de la medicina. Muchos la quieren en su poder, pero tristemente pocos logran controlarla al cien por cien y con ella dominar al individuo. Me refiero a la psicología-psiquiátrica.

Normalmente en el examen final entran dos preguntas de esta materia. Solo el 0’002% logran resolverlas. ¿Seréis alguno de vosotros? Lo veremos a medida que la asignatura avance…

Comenzamos con el caso:

PACIENTE: 00756-X
SÍNTOMAS: (Declaración escrita del propio paciente) En el texto, subrayaremos lo importante, para después realizar el tratamiento y el procedimiento adecuado:

“Hoy, me siento puzzle en un cajón con candado. Me siento tan pieza de rompecabezas, que la simple idea de encajar, a las 4:18 de la mañana me hace despertados entre sofocos. Siempre fui una persona con unas buenas relaciones sociales, no la más popular de la ciudad, pero tampoco la más antisocial del mundo. Pues creo que eso ha cambiado.

Ver como la gente encuentra su sitio, pelean por cambiar y caminan entre grupitos como si de caminar sobre el agua se tratase, me agotan. No entiendo lo que me pasa, lo que me está haciendo distanciarme... Seguramente mis pensamientos de chica de provincia impiden que me mueva como culebra en pasto verde para encontrar la sociabilidad que otra gente tiene con facilidad. Siempre me he considerado selectiva, maniática y compleja, a lo que relacionarse se refiere, también esto se puede extrapolar a la vida en general, pero es otro punto del cual ya hablaremos. Diría, que es un tema que no me quita el sueño, pero visto las horas que son y que me encuentro escribiendo, sí que me lo quita...

Es una difícil situación, todo esto puede empeorar o mejorar, depende de mi mente y seguramente, de todas las manías que me rodean... como si yo fuese un agujero negro y las estrellas jugasen en mi perímetro gravitacional..."


PROCEDIMIENTO:

1º_ Baños de agua fría con electrodos. (Queremos eliminar sus manías)
2º_ Abriremos al paciente, y con delicadeza, y tras más de una operación de 12 horas, lograremos quitar todas esas infecciosas y mal nacidas manías, costumbres y  “comeduras de cabeza” de las que el paciente habla.
3º_ No podremos cerrarlo hasta que el cuerpo vuelva a ganar el terreno eliminado y  lo cure con sus anticuerpos. Durante este proceso, añadimos sesiones con el psicólogo, siete días a la semana, durante tres horas.
4º_ No podemos olvidar, que hemos cambiado un germen altamente tóxico para recuperar el mecanismo humano-psicosocial-emotivo.
5º_ Cerramos, probamos y rezamos.

TRATAMIENTO:
Revisiones periódicas cada tres/cuatro meses con el médico de la operación. Y revisiones casi trimestrales con el departamento de psicología del hospital.


POSIBLES PREGUNTAS DE EXAMEN:

-    Dime los cinco procedimientos necesarios para la operación del “Malcarciereo”
-    ¿La psicología ayuda en estos casos? Razona tu respuesta.
-    Da diez motivos por los cuales la psicología es necesaria en la medicina actual.
-    ¿Confías en este arte médico? ¿Por qué?

sábado, 16 de junio de 2012

Certo non scherzavi tu


¡Solo una gran inteligencia compensa tener unos ojos marrones! ¿Existe otro color tan banal?

domingo, 10 de junio de 2012

Paparazzi del amor


Sí, tienes razón, es complicado mantener el tipo en cualquier situación... y más si en la situación, lo que manda es el amor...

martes, 5 de junio de 2012

No sé como me atrevo...


Me encantó desde el primer momento que la escuché y creo que es apropiada para Olsen...