jueves, 30 de agosto de 2012

En busca del amor - Día 7 - Dos dulces en la misma bandeja….

Tranquilas, tranquilas… No mis niñas no, no nos equivoquemos, que no me he olvidado de vosotras (solo que me he ido a la playa unos días y sabéis que la arena y el pc no son buena combinación). Además, estoy escribiendo hasta arriba de paracetamol, alcohol en sangre y una resaca que ni todos los cuarentones cansados de su mujer, con barriga cervecera, pensionistas en bermudas vergonzosamente cortas y abuelas adictas al vino manzanilla y a los pistachos que acudían de público a ese maravilloso espectáculo musical y teatral, titulado… “Murcia, ¡qué hermosa eres!” (Soy una quejica, lo sé.)

Como nadie ha contestado a mi petición de asistentes personales, sigo haciendo yo todo el trabajo… (Hijos de p****) (Os quiero).

¿Dónde los habíamos dejas? ¡¡AH SI!! En el famoso encuentro en la pastelería… (Santas clases de teatro en el instituto y gracias a mi rápida capacidad de reacción, salí del paso como una REINA, PRINCESA....DAMA).

Los cogí a los dos de la mano. Caminé lentamente hasta la trastienda de la pastelería. Entré yo primero y a través de la puerta de madera con unas ventanillas de ventilación que dejaban salir el olor del dulce hojaldre y la maravillosa crema de chocolate con nueves, me quité el sujetador. Lo tiré al suelo, como si de una Pulgarcita sexy y pornográfica me tratase (posible idea de trabajo por si mi trabajo en la maravillosa tienda de ropa me deja en la calle). Ellos entraron ansiosos. Yo ya estaba manchándome el culo con la crema pastelera, ya no me quedaba ropa para poder quitarme. Les miré y dije: “¿Hacemos un tarta de tres chocolates?” (Mordiéndome el labio lo más lascivamente posible)

¡¡QUÉ NO MUJERES!! (Y HOMBRE, CHICOS, CHICAS, NIÑOS, NIÑAS, MASCOTAS Y DEMÁS ESPIRÍTUS QUE ME LEEN) (De momento nada de tríos llenos de azúcares e ingredientes…)

Pues como os dije, cruzamos miradas. Nos reconocimos, y antes de poder hablar, me giré a decirle a Mario que fuera a buscar una bonita mesa para poner mi culo apaleado por el suelo, después de la caída, en un lugar cómodo y romántico. Como me pareció una actitud mandona, le toqué el brazo con una leve insinuación sexual… 

Corrí al mostrador, no sin antes colocarme bien el escote y recogiendo unos pelos de la coleta. Allí, por primera vez en mi vida, conocí la voz más romántica, grave y verdaderamente rompedora que mis tristes oídos habían tenido el placer de conocer antes. Además de unos pectorales como mármoles de encimera, unos pezones duros debido a las vistas de mis escote, y unas manos fuertes y masculinas propias para amasarme a mí, en la trastienda de la pastelería, jugando con la harina, el azúcar en polvo y ¿por qué no? con la nata desnatada (la entera engorda muchísimo) por mis partes más oscuras.

Le expliqué todo de una forma esquemática, rápida y de tal forma que no quedase como una guarra que se va a tomar un chocolate con todo aquel que la rescata de una bajada de tensión.

Mis palabras fueron: 

Encantada + bajada de tensión + no te vi + encontré a mi primo del pueblo + él me ayudó + yo te busqué + el insistió en un chocolate + ¿quieres quedar otro día conmigo? + dos chocolates + Cara de (¡¡Por favor, que quiera una cita contigo!!) + ¿Cuánto es? + Este es mi número 646573874 + gracias (y un guiño).

Puede ser rastrero lo que hice, pero hijas mías cuando alguien te ha ganado durante tanto tiempo, por mucho que aparezca un caballero con una armadura blanca montado en el caballo más salvaje de la tierra a salvarte de “jocicar” en el suelo, por mucho que aparezca otra persona, yo, soy de esas que tienen el corazón cerrado. Puedo dar mil y una razón por las que mi cabeza y muchas más partes de mi cuerpo se descantaron por Andrés. Pero no os quiero aburrir… por lo que os voy a dar solo 10:
  1. No tenemos nada, pero Andrés me ha ganado mensaje a mensaje (aunque fueran a cuentagotas…)
  2. Tiene una sonrisa que seduce.
  3. Tienes dinero, local, planes de futuro,… (También 9 años menos, pero ésta es la lista de las cosas a favorrrrrrr)
  4. Hace un chocolate que pondría gordas a las Gemelas Olsen.
  5. Ese pelo rizoso, corto y castaño… que le recorre la nuca… (Chiribitas)
  6. Le quedan los vaqueros como si de un Dios se tratase… y creo que es el Dios de la guerra…
  7. Se cuida, se nota, me gusta.
  8. Detallista por lo poco que he visto.
  9. Me dice guapa, ¿qué más le puedo pedir?
  10. QUIERO CATARLO PARA DEDICAR ESTE PUNTO AL: ¡¡SEXO!!

Además a Mario me lo tiré esa misma noche, el pobre venía de paso, estaba de despedida de solteros con sus amigos. Iba al hotel a cambiarse cuando me vio caerme… Tristemente no cumplió las expectativas de las que tanto alardeaba… Y no digo yo, que durante esos 15 minutos de sexo aburrido, sudor incómodo y cuatro o cinco empujones, mi cuerpo y mi mente no estuvieran en ese mensaje de texto que el pastelero/bombón me mandó nada más salir del local con “mi primo el del pueblo”“Guapa, ahora lo puedo decir con todas las de la ley, no te puedes ni imaginar las ganas que tengo de una cita contigo. Espero que te lo pases bien con tu primo (guiño, guiño), pero no te olvides de mí. Te escribo esta semana. Un beso grande!”.

Salí del cuartucho del hostal mientras Mario se quedaba fumando el cigarro y mi mentira sobre que tenía cosas que hacer por la mañana aun flotaba en el aire. Durante mi camino a casa, encendí el móvil y me conecté a “buscolove(L).com”

No tenía nada verdaderamente interesante, pero me apetecía hacer algo que llevaba queriéndolo hacer desde que me di de alta en el portal. Poner una insignia a una persona. Esa persona era Andrés. Le di la de “Guapo con ganas” (En mi cabeza rápidamente salió un cartel de “ALARMA; ALARMA”, ¡¡DEMASIADO RÁPIDO; DEMASIADO RÁPIDO!!…) Las tecnologías son sabias y cuando haces algo, rápidamente te avisan de la notificación. Andrés ya tendría la suya, era tarde para cambiarla. Yo era feliz y no me importaba decirlo.

Además, también cambié el lugar de mi ubicación…. Al día siguiente salía para Manilva (Málaga) ¡¡NUEVA UBICACIÓN!! … Allí era la boda, la despedida de soltera y sobre todo de dónde voy a volver con más de un lio en la cabeza…

Os quiero. Patricia.

Pd: Manilva va a hacer que amplíe mi mapa de hombres… Creo que conoceré nuevas nacionalidades…

jueves, 16 de agosto de 2012

En busca del amor – Día 6 – Azúcar

¡¡Chicuelas!! Os tengo tantísimo que contar (Virgen de la Macarena, a mi me das una semana y no me llega para nada, creo que necesito un asistente que se encargue de los asuntos menos importante de la vida de la pobre Patricia (ya, yo tampoco entiendo porque ahora me he puesto a hablar en tercera persona de mi misma…) si alguien quiere presentarse al casting de ACCTS Asistente Caliente Complaciente en TODOS los Sentidos” que deje un comentario, su número o su Nick de “buscolove(L).com” (guiño, guiño)).

¿Dónde habíamos quedado? ¡¡AH SI!! En ese maravilloso mensaje de 173 palabras, 11 líneas, interlineado 1, letra Calibri, tamaño 11, justificada,…y una dirección (no me he obsesionado, NOOOOOO)… vamos, lo que viene a ser una declaración online de su “amor” por mí. Me sentí tan “centro del universo”, tan el galgo dorado de cierta tienda minúscula (porque todas son así) de dos diseñadoras cuyas iniciales son consonantes, me sentí tan Rose en Titanic, tan Alaska en la movida madrileña, tan Phoebe en Friends, tan feliz, que casi le doy un beso a la pantalla de este inútil pc que enciende cuando quiere. Leí el texto en tan solo tres segundos después de salir de la ducha. Reconozco y lo reconozco con las rodillas bien juntas y en el suelo, que han sido los diez minutos de mi vida en los que he hecho más cosas, de forma más rápida y que a primera vista me han salido bien….

Os narro mi aventura:

22:50 – Salgo de la ducha, cual Cleopatra de la bañera de leche. Relajada, animada, sin nudos en la espalda, un poco arrugada, completamente (ja ja ja) limpia y con un ánimo sorprendentemente alegre. De música de fondo sonaba la BSO de alguna película de época. Me sentía poderosa, controladora y hasta coqueta.

(Leo el FAMOSO (SI, SE MERECE ESTAR EN MAYÚSCULAS) mensaje que todas conocemos)

22:51 - El dolor de barriga que se me acaba de poner, ¿por qué será? ¿Nervios? ¿ACOJONE? ¿AGOBIO? ¿QUIÉN EN SUS SANO JUCIO PRETENDE LLEGAR A UNA CITA A NO SE CUANTAS CALLES DE DISTANCIA EN TAN SOLO 10 MINUTOS? Pues ¡¡A MÍ!! (Con dos cojones muy bien puestos, si señoritas y señoras). Se me acaba de caer el imperio. Ya no me siento nada. Empiezo a sudar como el bigote de una morsa. No me da tiempo. ¿Qué me pongo? ¿El pelo?.... Lógicamente tardo 45 min en estar lista. Me gusta cuidarme y salir cómo un pincel por la puerta, ¿es un delito? (cuidadito a quien leer estas frases se le ocurra pensar en el cliché de “las mujeres son unas tardonas” – CORTO CABEZAS).

Me encantaría deciros, amigas, que me puse el Gucci que tenía en el armario, los tacones más altos que mis pies pueden soportar y que la limusina me estaba esperando en la puerta. Pero nada de eso se pudo hacer (en primer lugar, porque no tengo ni un Gucci, ni limusina y ni un duro. Y en segundo lugar, porque no soy Jennifer Aniston y esto no es una de sus estúpidas maravillosas y muy profesionales películas de un domingo o sábado por la noche con tu maldita pareja que ya no quiere sexo, solo darte la mano y ver la tele) . El look parecía que iba a ser más informar de lo deseado.

Por un segundo pensé en no ir, porque para ir mal, es casi mejor no presentarse. (Cómo en los exámenes, pero lo malo, es que yo era de inventar en aquellas preguntas que no me sabía, leer por encima del hombro al compañero, seducir a los profesores, llevar cinturones como sustitutos de las minifaldas,…. Comprarme un equipo de rodilleras cada trimestres…. Esas cosas que una buena estudiante sabe y puede (o no) utilizar a su favor). Por lo que rápidamente descarté la idea de la “no convocatoria” en esta asignatura que me había puesto el Karma.

22:52 – Ya estoy maquillada. Algo ligero, sutil, nada de recargar y menos ahora que parece que me iba a pintar el ojo Falete sobre una cuerda a más de 50 metros de altura, sin red de seguridad…. (Y desnudo, ¡qué da mucha más grima!, jajajja). Base de mi color, un poco de colorete, labios rosas, raya en los ojos, coleta (tengo el pelo empapado), un poco de secador por aquí, otro por allá, laca, quitamos el exceso de pintalabios, miradita en el espejo. ¡CORREEEEEE!

22:53 – Ropa. ¿Dónde está la camiseta que quieres en el momento que necesitas? ¡¡EN EL CUBO DE LA ROPA SUCIA!! (ok, organización 1 – yo 0). Venga, hay que darse prisa, pantalones pitillos medio desteñidos. Camiseta interior marrón. Camisa vaquera por encima. Botines. Bolso a juego con todo. Dos pulseras (no más que voy a parecer una pitonisa), un collar exótico que me trajo una amiga de Cuba y lista.

22:54- Llaves, móvil, cartera, condones, dinero y lo más importante… ¡¡COLONIA!! Veo que voy genial de tiempo, ésto es una alegría.

22:55 – 22:56: Cierro la puerta. Corro escaleras para abajo, porque mi ascensor es del mismo año que el nacimiento de Sara Montiel (fecha la cual desconocemos, bueno, las dos, la del cumple y la del ascensor) y más de una vez me he quedado encerrada. Sí, soy de esas chicas con equilibrio en la vida.  Corro escaleras abajo con tan buena suerte que casi me como la barandilla, al maldito niño pequeño que tengo por vecino, con su p*** oso de peluche en la mano, su madre rusa con un cuerpo de infarto y tres escalones más, antes de llegar al descansillo. Sonrió, pido perdón y echo a correr hacia la entrada del portal. Cuando de repente, el portero me intenta parar (no soy pija, pero vivo en una maravillosa comunidad de vecinos que prefieren no tener bombillas en las escaleras y que el ascensor funcione cuando quieras, antes de perder al portero este que deber ser de la quinta del ascensor) (¡¡ADORO A MI COMUNIDAD!!). No entiendo al portero, le digo que tengo prisa, que ahora no puedo, que mañana hablamos (no penséis que ya tenía en mente dormir fuera, pero es que es una forma de hablar… ¿o no?) jajajaja.

22:57 -¿Quién decía que iba a llegar pronto? ¡¡VOY A LLEGAR TARDÍSIMO!! ¡Hay dios, voy a perder al hombre de mi vida, al padre de mis hijos, al abuelo perfecto, al compañero fiel, a mi amorrrrrr…..! (Perdonadme, pero he tenido que correr dos avenidas enteras y creo que me falta oxigeno en el cerebro y tres agujeros a este cinto que me está cortando la circulación de la cadera…)

22:59 – Ya solo me quedan dos callejuelas (soy una chica de atajos, ;) ) ¡¡EY, un escaparate con efecto espejo, me retoco el maquillaje, me mira la coleta, coloco la camisa, dos gotas (seis o siete flis flis) de la colonia y ya camino como una señorita de ciudad, moderna, chic y casual!! (Esto último con la lengua pegada al paladar de arriba, para que parezcamos más modernas, o de pueblo, como vosotras veáis)).

23:00 – El reloj de mi muñeca suena. Son las 11. Estoy viendo la librería. Hay varias figuras masculinas cerca de ella, ¿Quién será MI HOMBRE? Comienzo a notar que mi pulso se acelera a una velocidad de vértigo. Incluso noto que los ojos me hacen algo raro, me cuesta como enfocar… Dios de mi vida, lo largo que se me están haciendo estos metros. Busco algo en el bolso para poder masticar, NECESITO AZÚCAR. ASSSSSSSÚCAR (Asssucar no). Uy, uy, uy, creo que la última vez que comí algo sólido fue ayer…  La calle se retuerce bajo mis pies.  ¿SUDORES FRÍOS? ¡¡BAJADA DE TENSIÓN!! ¿Por qué? ¿POR QUÉ A MI, AHORA, Y AQUÍ? (Pequeñas lágrimas de ira cayendo por mi mejilla, a la vez que la tensión y puede que mi dignidad al parecer que voy más borracha que los poligoneros al  salir de la discoteca del polígono)

23:05 – Consigo llegar a la educativa mierda librería y me apoyo en el escaparate. Me abanico con unos folios de publicidad encontrados en este bolso.... Estoy como para tener la mejor cita de mi vida ahora mismo…. Parezco una yonkarra de las gordas. De esas que se meten la dosis y se van al centro de la ciudad a pasear… Alguien se me acerca.

--Los siguientes hechos, no los recuerdos, me había desmayado ya y lo que voy a contar con las palabras de quien me ayudó.--

Mis ojos comenzaron a despegarse poco después de que mi cabeza chocase con el suelo, gracias a dios que tenía mi maravilloso coleta/moño (pero ya sabéis lo que dicen, moño ceñido, genio… jodido). Bueno, al tema. Abro los ojos como un gato asustado. Comienzo a distinguir figuras. Un adorable chico de ojos claros me está mirando con cara de preocupación mientras me abanica y coloca mis piernas en alto. Me dice que me tranquilice, que me he desmayado y que si estaba embarazada (¿?) (Esperad, ¿hace cuanto me acosté con Luis? ¡¡NO, no, no estoy embarazada!!) . Con una sonrisa, la mejor que encontré en mi repertorio de “después de desmayarme” le dije que no. (Esperad otro segundo… Si con Luis hace un mes, con ¿Manuel dos semanas? ¿Pusimos protección? ¡Si, SI! ¡¡FALSA ALAMA!!) Ya me encontraba mucho mejor, solo necesitaba un chocolate caliente con mucha azúcar para poder volver a ser la de siempre (Irónica, enfermiza, enamoradiza y lunática). El sonríe y me dice que me invita a uno. Un extraño invitándome a chocolate caliente, ¿por qué no? Me incorporo despacio y miro a la librería. Andrés no está por allí. (Han pasado 20 min. de la hora establecida) Creo que al final el Karma ganó esta batalla también, (que cansada estoy de él). El chico, el cual se llama Mario, me sonríe y me da la mano para ayudarme a levantarme. Antes de comenzar a caminar con él, le pregunto su edad. 32 responde poco sorprendido por la pregunta de una chica recién desmayada…. Puede que al fin y al cabo no sea todo malo…

El paseo a la pastelería más cercana fue una idas y venidas de preguntas informativas. ¿Cómo te llamas? ¿A qué te dedicas? ¿Cuánto ganas? ¿Quieres tener hijos? ¿Eres morena natural? ¿Tú nómina cuantos ceros tiene? ¿Ese paquete mide lo que parece? ¿Cuánto te pesan las tetas? ¿Eres de postura superior o inferior?... Vamos, esas cosas.

Como un caballero me dejó pasar a mi primero. La campanita de la pastelería sonó al chocar con la puerta. Yo en ese momento estaba mirando al suelo. Levanté la cabeza, con un sutil movimiento de caleta/moño, ya que había perdido toda su forma con el golpe y vi como una persona se volvía a colocar el mandil antes de atendernos.

Sus ojos y los míos se encontraron. Fue una mirada muy lenta. ¡¡NO ME J*** FASTIDIES!! Nos habíamos reconocido. Era él. Era… Andrés. Y esa era su pastelería…

¡¡ADORO COMPLICARME LA VIDA!!



Os quiero. Patricia.

Pd: ¿Con cuál nos quedamos? ¿QUERRÁN UN TRIO? Uffffff, complicaciones, complicaciones….

Se ha retaradado la boda una semana.... (cosas de chicas) por lo tanto, la semana que viene conoceremos a los tres finalistas del Casting de “Ven a la boda conmigo” jajaja.

martes, 14 de agosto de 2012

Estudiando

Pocas cosas hay que aprenderse de memoria. Pero ésta... ¡MEMORÍZATELA!

miércoles, 8 de agosto de 2012

En busca del amor – Día 5 – Mi enemigo… el Karma.

Ay amigas… he estado reflexionando un poco entre que colocaba las perchas de la mierda de tienda para la que trabajo y me retocaba el maquillaje (este cemento armado que por política de la empresa debo llevar en la cara mis 8 horas de trabajo diarias) y a mi mente vinieron varias cosas.

La primera de ellas es este afán (interno e impuesto por mi misma) de encontrarme pareja. Me siento como una loba (Una loba en el armario. Tiene ganas de salir. Deja que se coma el barrio. Antes de irte a dormir…) y no precisamente como la de esa cantante colombiana que recientemente lleva años que necesita un traductor para poder comprender sus canciones. Me siento animal, con ganas de emparejarme, copular y llegar a completar mi ciclo vital. No me encuentro llena (ni una coña con esta frase). Yo siempre fui libre, alocada, despegada incluso se puede decir que anodina en el término del amor…. Pero ahora tengo que tragarme mis palabras (y otras cosas, venga, un chiste fácil) y dejar que me cabeza busque desesperadamente prototipos con los cuales comenzar mi danza de apareamiento (propia de cualquier reality de danza, ya que fui más de 10 años a funky, cuando la gente consideraba que lo único que hacía eran espasmos musculares o colapsos nerviosos con gracia…).

Pero bueno...continúo con mi vida, que mis pensamientos no entorpezcan este texto… Pues el otro día, como os dije, me puse con el cibersexo (L). Después de recoger las bragas que me había quitado con pasión delante de mi maravillosa cam 56HD, comencé a pensar lo que me gusta el exhibicionismo y la provocación.

Una de las lectoras, en el mayor de los anonimatos, me preguntó: “¿qué es lo que te gusta del cibersexo? ¡Yo lo veo frío y sin pasión!”

Yo siempre explico (bueno, ni que diera un máster sobre “Cómo ser promiscuas por Internet y disfrutarlo sin remordimientos”… perfil erótico necesario: amantes sin pasión, amas de casa con ganas de recuperar su fuego interno, frígidas con prejuicios y mis favoritas: las solteras con ganas de correrse sin control) que siempre hay diferentes formas. 

El otro día fue la de “sin caras” (efectivamente, hay la versión de “con caras”) ese morbo tremendo de no saber con quién te estás masturbando. Jugando con tu mente, pidiendo que te ponga su boca (NUNCA LOS OJOS, ahí te buscan el alma y puede que te corten el rollo) y ver como se muerden, enseñan sus lenguas, afilan sus dientes… pero siempre debemos ir a los planos generales. Los planos detalles están bien, pero cansan, saturan y no dejan que la fantasía fluya (ésto cambia al gusto del consumidor/a)

¿Qué os recomendaría yo?.... Ufff, pues, a  ver…, los altavoces a veces ayudan… otras, en cambio, cansan, ya que te obligan a hablar o gemir cuando no lo deseas (fingir no está bien…)

Con el cibersexo, cualquier fantasía es posible. Como no conoces al receptor del placer, solo lo ves por una pequeña pantalla, tu mente puede jugar a una velocidad espeluznante.  Te puedes tocar con quien quieras, con quien más desees, lo imaginas en tu mente, coges el cuerpo del que tienes delante de la cam y para adelante…. El problema surge cuando hay marcas, cicatrices o tatuajes que te son conocidos… Yo a punto de llegar al clímax (después de marcarme una serie de 20x5 (con los cinco dedos) y alguna que otra herramienta adicional de mi baúl de las fantasías….) descubro un tatuaje conocido.

Un tribal que era lo más cani en su época (a primeros de los 90) (de ahí saldría mi Nick, ¿o qué se yo?) jajajaja… y que lo sigue siendo ahora. El tribal pertenecía a uno de mis novios de instituto, estaba y está situado,  visto lo que vi ayer, y lo que mi mente recordaba... en la parte interna del muslo…. (Viciosillas, si, allí) y claro, en una de mis exploraciones en el mundo de la felación, pues lo descubrí. Siempre me pareció horrible, pero vamos, que no lo iba a dejar por ese motivo…. En cambio que se acostase con mi hermano durante mis clases de funky, si me pareció motivo de ruptura… (Normal, ¿no?) Pero como la vida da más vueltas que “El Saltamontes” de la feria, pues este “maravilloso” portal que dice que ayuda a encontrar el amor (yo debo ser de las minorías, que margina, jode y me remueve toda la mierda del pasado y del ciberespacio para que se ponga en contacto conmigo… e intenten ligar con una señorita como soy yo) pues ayer me lo encontré…. Como se ha echado a perder… Él no me descubrió, pero yo como soy más mala que las pulgas rabiosas me despedí diciendo “Veo que ahora tardas un poco más en correrte. Si fuera igual de joven y tonta que antes, te volvería a catar. Como notas por mis palabras te conozco. Suerte y me alegro que en la relación, la que ganase en físico e inteligencia fuera yo.” (Nada de resquemor, ni dolor, ni venganza en mis palabras, ¿a qué no? ¿A QUÉ NOOOOO?).

Una vez que el karma se apuntó este punto de partida en mi contra para devolvérmelo con un sufrimiento mayor, me fui a la ducha. Tenía la espalda contracturadísima después de mi show privado por cam (porque una cosa es que lo conociera y otra muy distinta que no terminase con mis minutos de placer facilitados por la cam….), por lo que necesitaba un descanso eterno entre aguas templadas, sales de baño olor a fresas y la peor revista del mes pasado que se me quedó en el revistero. Mientras, en alguna casa de esta maldita ciudad, y con ayuda de mi amigo “karmita” alguien me estaba mandando un mensaje a “buscolove(L).com” porque me lo había dejado encendido… Como no podía ser otro… era “Amde2”.

Su mensaje fue:

“Guapa, al fin te pillo conectada. Siento mucho no haber dado señales de vida (o las pocas que te he dado no hayan sido suficientes. Culpa mía). He tenido un montón de lio en el trabajo. Se me ha quemado medio almacén y encima he cogido un catarro veraniego de estos que tanto te amargan la existencia. Me he acordado mucho de ti, pero de verdad, que me ha sido imposible ser persona (entre otras cosas). Sigo manteniendo lo que te he dicho, quiero conocerte  y desde hace poco tiempo, deseo conocerte. Presiento que de aquí puede salir algo bonito, o por lo menos una amistad duradera. Si te apetece quedamos esta noche a las 23:00 en la calle Miranda, al lado de la librería Ruíz. Sé que es apresurado e impropio de mi, pero estoy harto de ser correcto, me apetece verte, ponerte cara y sobre todo…. Poder mirarte a los ojos. Entiendo que quizás no puedas, pero yo allí te esperaré.

Un abrazo inmenso (que ojala te pueda dar en persona). Andrés

Guardad las servilletas…. ya que yo salí de la bañera a las 22:50….

Os dejo con la intriga.
Un beso enorme.
Os quiero. Patricia.

Pd: La semana que viene tengo una boda, la penúltima amiga del grupo (yo soy la última) se casa… he mandado los requisitos del hombre 10 a “buscolove(L).com” para que me acompañe a la ceremonia … ya os contaré que sale...

jueves, 2 de agosto de 2012

En busca del amor – Día 4 – Jehová va en metro.

¡AMIGAS! Os he echado de menos. Como ya sabéis mi vida es un circo Checoucraniano, con enanos vietnamitas, un domador de pulgas rumano, cientos de elefantes afeminados y con problemas de identidad, dos o tres potros salvajes al que les gusta el sadomasoquismo extremos y cinco payasos libaneses con un expediente de regulación de empleo, del cual parece ser…. que yo soy la culpable (empresaria, honrada, española y con un ERE ¿os lo podéis creer?) Joder, jolin, que solo soy dependienta, de las mejores, de esas que no te hablan, te dan las cosas con mala gana, y van muy maquillada, pues de esas no, de las contrarias. (Queredme un poco que estoy que trino).

Esta mañana, he querido entrar en mi nueva página de inicio (“buscolove(L).com), para poder refrescar la bandeja de entrada… (Quiero aclarar que estar conectada todas las horas que uno está en casa, no es vicio, ni adicción, ni nada que se le parezca, es amor por la tecnología, la informática y por supuesto, el querer estar disponible las 24 horas del día en el ciberespacio, ese mundo tan desconocido…) (Ahora podéis encerrarme y tirar la llave, YA ME HE VUELTO LOCA).

Bueno, pues introduzco mi nick y mi contraseña y…. ¡¡LA PÁGINA A LA QUE QUIERE ACCEDER, SE ENCUNETRA EN UN PROCESO DE REFORMA. POR LO CUAL DEBERÁ ESPERAR A QUE VOLVAMOS A ESTAR DISPONIBLES PARA ENCONTRAR EL AMOR. GRACIAS POR SU PACIENCIA!! ¡¡¡ INFARTO!!! Por un segundo, se me ha pasado por la mente todos mis contactos de esta maldita página, mis fotos, sus fotos, sus comentarios obscenos, los románticos, los salidos, los normales (de estos dos o tres), los de las lesbianas traicioneras, los de publicidad….”Amde2” y todo nuestro historial de amor… Y encima en 15 min tengo que salir para el curro. Reinicio el pc tantas veces como me deja el tiempo y la ira, actualizo la página, siempre el p*** mensaje… Me tengo que ir… 

Después de intentar el acceso con la aplicación del móvil (“buscolove(L).com, está a la última) como una yonki buscando su dosis diaria de droga, no consigo nada.  Bueno sí, que se baje la batería del móvil más del 60%. Pues nada. Me pongo a caminar dirección al metro y no sé si os ha pasado o no, pero desde que he dado de alta mi perfil no paro de ver a gente conocida o que sus caras se parecen a las fotos del portal. Pues como iba diciendo, entro en el metro y delante, dos testigo de Jehová. Yo sigo intentando pensar en otra cosa que no sea un acceso al portal cuando levanto la vista y veo que uno de ellos me mira. Yo me quedo mirándole y sonrió. Estoy loca, lo sé, pero era un rubio de un metro ochenta, con una camisa que transparentaba hasta el alma, de lo fina que era y lógicamente, un paquete que casi me agarro ahí cuando el tren frenó en seco. Os explicaría mis fantasías sexuales con las togas…. Procedente de algún monaguillo con la mano muy suelta y una juventud muy promiscua, pero cierta autoridad religiosa se me echaría al cuello como si de Satanás me tratase... (y no irían muy desencaminados…) Pues claro, yo estoy a tres paradas de mi destino, él no se levanta, lo que indica que aún le queda. Yo quiero su teléfono. Él verme desnuda. Yo un beso. Él que entre en su religión. Yo un polvo, y él, también. Se nota en el aire. Bueno, no puedo hacer milagros con respecto a este chico, me tengo que bajar en nada, por lo que me coloco en la puerta. Ellos se levantan, lo que me hace tropezarme con mis bragas al verlo ponerse detrás de mí. Hay mucho barullo. Acerca su cabeza a mi oreja y me susurra: “Búscame. “Osc45T”, en “Buscolove(L).com”. Si quieres podemos hablar”. Se abre las puertas, me aparto, se bajan y yo continuo una parada más. Me da igual llegar tarde. Me ha reconocido. Me he sentido como una famosa y todo…. Pero claro, en plan mal, en plan ilegal, como si yo hubiera cometido un crimen y solo lo supiera la gente del ciberespacio… (Mientras me comía la cabeza a niveles supremos y penetrando en la corteza más profunda de mi cerebro, apunté si Nick. Aunque si mi conoce, es porque me ha visto, y por lo tanto, en el listado de gente que me visita debe aparecer…. ¡¡ADORO ESTA PÁGINA Y TODOS SUS TRUCOS!!) (Bueno, me voy a bajar del metro, que me he pasado ya tres paradas más…)

Con respecto al coqueteo inocente con posiblemente mi futuro marido rubio, musculoso y bilingüe, no quiero ninguna remilgada que diga “OMG, un testigo de Jehová… ¿Estás loca?”. Porque yo muy amablemente le diría que cierre su maldita boca, dejase de babear como estamos haciendo todas  y me deje hablar, casarme y tener noches de sexo sin frenos dónde incluso puede que me convierta a cualquier religión que él me proponga con una sodomía en la cama que me enloqueciera. Porque si lo pensamos un poco... ¿Quién no va mirado el culo de los testigos? ¿Quién no recuerda esas dos cosas redondas, duras como mármol de encimera de cocina de diseño, en eso pantalones de pinza, perfectamente planchados azul marino o negros? ¿Quién no ha soñado salir de casa con ese dios de metro noventa con una camiseta tan blanca, que romperías todas las demás para que la de tu hombre fuera la mejor? ¿QUIÉN NO HA QUERIDO RAYAR QUESO EN ESOS ADBOMINALES QUE IMAGINAMOS DEBAJO DE ESE UNIFORME? ¿Quién no ha pensado como serian sus hijos, rubios, porque el gen dominante lo heredaría del DIOS que tendríamos por marido? ¿Quién no ha querido que la empotrasen contra el ascensor, metiese su mano húmeda (después de habérsela lamido) por tu falda sin ropa interior y que los orgasmos recorrieran todo el bloque de pisos? ¿QUIÉN  NO HA DESEADO IR A URGENCIAS PORQUE EL MIEMBRO VIRIL DE ESE DIOS TE HA DEJADO MÁS MAL QUE BIEN? (Las adictas al sadomasoquismo estarán contentas con esta pregunta) ¿QUIÉN? ¿QUIÉN? Y para terminar con las fantasías en referencia a uno de mis futuros maridos… ¿Quién no ha querido un hombre como éstos, que sepan inglés y logres que tu hijo sea un maravilloso niño bilingüe que puedas matricular en los mejores colegios de la alta sociedad?....Ayyyy, queridas mías, yo lo veo todo como una ventaja. Una maravilla de un Dios diferente al nuestro.(rubio, adicto al GYM y a los bronceadores....) Si las religiones comienzan a ser una frontera, coge tus cosas y márchate. Queremos sexo, hijos decentes y maridos cañones. (La ira del momento, sabéis que os quiero a todas : ) con locura)

Bueno amigas, el día no terminó mucho mejor de cómo empezó esta mañana. Después de pelearme con mi jefa, gritarnos las cosas a la cara, atender a dos clientas hijas de la gran p*** que solo querían reírse de mí y cambiar un vestido que se veía que no les entraba ni duchándose en lubricante, de que se me cayera el café en la blusa y de no parar de  pensar en acostarme con el testigo del metro, al fin, llegué a casa. Con los pies como dos dragones de komodo de lo hinchados que los tenía, el alma por el suelo, las medias por las rodillas, las varices en la superficie, los hombros cargados y la vejiga a punto de reventar…. Un vez cubiertas mis necesidades fisiológicas (como si me trátese de un Sim) comenzaron mis ganas por entrar a este maravilloso portal, en el caso de que los problemas técnicos se hubieran solucionado (por favor, POR favor, POR FAVOR)

No os lo vais a creer, pues no voy y entro y nada (lágrimas). NADA. Solo tres mensajes de dos viciosos que querían cibersexo. Como os debéis imaginar, no suelo ser remilgada en estos temas. Estaba caliente y acepté una de las invitaciones. Hasta ahí, ningún problemas…. Pero todo cambió cuando vi quien apareció en la pequeña ventana del susodicho…

Amigas, me despido. Ha sido un día muy caliente, muy cansado y muy raro.

Patricia os quiere.   

Pd: “Amde2” ha dado muy poca señales de vida. Las justas para que no pierda mi encaprichamiento, pero pocas igualmente.

miércoles, 1 de agosto de 2012