miércoles, 8 de agosto de 2012

En busca del amor – Día 5 – Mi enemigo… el Karma.

Ay amigas… he estado reflexionando un poco entre que colocaba las perchas de la mierda de tienda para la que trabajo y me retocaba el maquillaje (este cemento armado que por política de la empresa debo llevar en la cara mis 8 horas de trabajo diarias) y a mi mente vinieron varias cosas.

La primera de ellas es este afán (interno e impuesto por mi misma) de encontrarme pareja. Me siento como una loba (Una loba en el armario. Tiene ganas de salir. Deja que se coma el barrio. Antes de irte a dormir…) y no precisamente como la de esa cantante colombiana que recientemente lleva años que necesita un traductor para poder comprender sus canciones. Me siento animal, con ganas de emparejarme, copular y llegar a completar mi ciclo vital. No me encuentro llena (ni una coña con esta frase). Yo siempre fui libre, alocada, despegada incluso se puede decir que anodina en el término del amor…. Pero ahora tengo que tragarme mis palabras (y otras cosas, venga, un chiste fácil) y dejar que me cabeza busque desesperadamente prototipos con los cuales comenzar mi danza de apareamiento (propia de cualquier reality de danza, ya que fui más de 10 años a funky, cuando la gente consideraba que lo único que hacía eran espasmos musculares o colapsos nerviosos con gracia…).

Pero bueno...continúo con mi vida, que mis pensamientos no entorpezcan este texto… Pues el otro día, como os dije, me puse con el cibersexo (L). Después de recoger las bragas que me había quitado con pasión delante de mi maravillosa cam 56HD, comencé a pensar lo que me gusta el exhibicionismo y la provocación.

Una de las lectoras, en el mayor de los anonimatos, me preguntó: “¿qué es lo que te gusta del cibersexo? ¡Yo lo veo frío y sin pasión!”

Yo siempre explico (bueno, ni que diera un máster sobre “Cómo ser promiscuas por Internet y disfrutarlo sin remordimientos”… perfil erótico necesario: amantes sin pasión, amas de casa con ganas de recuperar su fuego interno, frígidas con prejuicios y mis favoritas: las solteras con ganas de correrse sin control) que siempre hay diferentes formas. 

El otro día fue la de “sin caras” (efectivamente, hay la versión de “con caras”) ese morbo tremendo de no saber con quién te estás masturbando. Jugando con tu mente, pidiendo que te ponga su boca (NUNCA LOS OJOS, ahí te buscan el alma y puede que te corten el rollo) y ver como se muerden, enseñan sus lenguas, afilan sus dientes… pero siempre debemos ir a los planos generales. Los planos detalles están bien, pero cansan, saturan y no dejan que la fantasía fluya (ésto cambia al gusto del consumidor/a)

¿Qué os recomendaría yo?.... Ufff, pues, a  ver…, los altavoces a veces ayudan… otras, en cambio, cansan, ya que te obligan a hablar o gemir cuando no lo deseas (fingir no está bien…)

Con el cibersexo, cualquier fantasía es posible. Como no conoces al receptor del placer, solo lo ves por una pequeña pantalla, tu mente puede jugar a una velocidad espeluznante.  Te puedes tocar con quien quieras, con quien más desees, lo imaginas en tu mente, coges el cuerpo del que tienes delante de la cam y para adelante…. El problema surge cuando hay marcas, cicatrices o tatuajes que te son conocidos… Yo a punto de llegar al clímax (después de marcarme una serie de 20x5 (con los cinco dedos) y alguna que otra herramienta adicional de mi baúl de las fantasías….) descubro un tatuaje conocido.

Un tribal que era lo más cani en su época (a primeros de los 90) (de ahí saldría mi Nick, ¿o qué se yo?) jajajaja… y que lo sigue siendo ahora. El tribal pertenecía a uno de mis novios de instituto, estaba y está situado,  visto lo que vi ayer, y lo que mi mente recordaba... en la parte interna del muslo…. (Viciosillas, si, allí) y claro, en una de mis exploraciones en el mundo de la felación, pues lo descubrí. Siempre me pareció horrible, pero vamos, que no lo iba a dejar por ese motivo…. En cambio que se acostase con mi hermano durante mis clases de funky, si me pareció motivo de ruptura… (Normal, ¿no?) Pero como la vida da más vueltas que “El Saltamontes” de la feria, pues este “maravilloso” portal que dice que ayuda a encontrar el amor (yo debo ser de las minorías, que margina, jode y me remueve toda la mierda del pasado y del ciberespacio para que se ponga en contacto conmigo… e intenten ligar con una señorita como soy yo) pues ayer me lo encontré…. Como se ha echado a perder… Él no me descubrió, pero yo como soy más mala que las pulgas rabiosas me despedí diciendo “Veo que ahora tardas un poco más en correrte. Si fuera igual de joven y tonta que antes, te volvería a catar. Como notas por mis palabras te conozco. Suerte y me alegro que en la relación, la que ganase en físico e inteligencia fuera yo.” (Nada de resquemor, ni dolor, ni venganza en mis palabras, ¿a qué no? ¿A QUÉ NOOOOO?).

Una vez que el karma se apuntó este punto de partida en mi contra para devolvérmelo con un sufrimiento mayor, me fui a la ducha. Tenía la espalda contracturadísima después de mi show privado por cam (porque una cosa es que lo conociera y otra muy distinta que no terminase con mis minutos de placer facilitados por la cam….), por lo que necesitaba un descanso eterno entre aguas templadas, sales de baño olor a fresas y la peor revista del mes pasado que se me quedó en el revistero. Mientras, en alguna casa de esta maldita ciudad, y con ayuda de mi amigo “karmita” alguien me estaba mandando un mensaje a “buscolove(L).com” porque me lo había dejado encendido… Como no podía ser otro… era “Amde2”.

Su mensaje fue:

“Guapa, al fin te pillo conectada. Siento mucho no haber dado señales de vida (o las pocas que te he dado no hayan sido suficientes. Culpa mía). He tenido un montón de lio en el trabajo. Se me ha quemado medio almacén y encima he cogido un catarro veraniego de estos que tanto te amargan la existencia. Me he acordado mucho de ti, pero de verdad, que me ha sido imposible ser persona (entre otras cosas). Sigo manteniendo lo que te he dicho, quiero conocerte  y desde hace poco tiempo, deseo conocerte. Presiento que de aquí puede salir algo bonito, o por lo menos una amistad duradera. Si te apetece quedamos esta noche a las 23:00 en la calle Miranda, al lado de la librería Ruíz. Sé que es apresurado e impropio de mi, pero estoy harto de ser correcto, me apetece verte, ponerte cara y sobre todo…. Poder mirarte a los ojos. Entiendo que quizás no puedas, pero yo allí te esperaré.

Un abrazo inmenso (que ojala te pueda dar en persona). Andrés

Guardad las servilletas…. ya que yo salí de la bañera a las 22:50….

Os dejo con la intriga.
Un beso enorme.
Os quiero. Patricia.

Pd: La semana que viene tengo una boda, la penúltima amiga del grupo (yo soy la última) se casa… he mandado los requisitos del hombre 10 a “buscolove(L).com” para que me acompañe a la ceremonia … ya os contaré que sale...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es que uno nunca sabe lobq se puede encontrar por interneteeee. Jajajaja esta patriii, me encantaaa.
Yo voto porq vaya a la boda con jehoba.ajjajajajajajaajaa

miriam

Anónimo dijo...

Jaja me a encantado...oooohhh andres in love jaja
Bodas nos encantan las bodas,xo mas ls despedidas d soltero jaja
Maria