jueves, 30 de agosto de 2012

En busca del amor - Día 7 - Dos dulces en la misma bandeja….

Tranquilas, tranquilas… No mis niñas no, no nos equivoquemos, que no me he olvidado de vosotras (solo que me he ido a la playa unos días y sabéis que la arena y el pc no son buena combinación). Además, estoy escribiendo hasta arriba de paracetamol, alcohol en sangre y una resaca que ni todos los cuarentones cansados de su mujer, con barriga cervecera, pensionistas en bermudas vergonzosamente cortas y abuelas adictas al vino manzanilla y a los pistachos que acudían de público a ese maravilloso espectáculo musical y teatral, titulado… “Murcia, ¡qué hermosa eres!” (Soy una quejica, lo sé.)

Como nadie ha contestado a mi petición de asistentes personales, sigo haciendo yo todo el trabajo… (Hijos de p****) (Os quiero).

¿Dónde los habíamos dejas? ¡¡AH SI!! En el famoso encuentro en la pastelería… (Santas clases de teatro en el instituto y gracias a mi rápida capacidad de reacción, salí del paso como una REINA, PRINCESA....DAMA).

Los cogí a los dos de la mano. Caminé lentamente hasta la trastienda de la pastelería. Entré yo primero y a través de la puerta de madera con unas ventanillas de ventilación que dejaban salir el olor del dulce hojaldre y la maravillosa crema de chocolate con nueves, me quité el sujetador. Lo tiré al suelo, como si de una Pulgarcita sexy y pornográfica me tratase (posible idea de trabajo por si mi trabajo en la maravillosa tienda de ropa me deja en la calle). Ellos entraron ansiosos. Yo ya estaba manchándome el culo con la crema pastelera, ya no me quedaba ropa para poder quitarme. Les miré y dije: “¿Hacemos un tarta de tres chocolates?” (Mordiéndome el labio lo más lascivamente posible)

¡¡QUÉ NO MUJERES!! (Y HOMBRE, CHICOS, CHICAS, NIÑOS, NIÑAS, MASCOTAS Y DEMÁS ESPIRÍTUS QUE ME LEEN) (De momento nada de tríos llenos de azúcares e ingredientes…)

Pues como os dije, cruzamos miradas. Nos reconocimos, y antes de poder hablar, me giré a decirle a Mario que fuera a buscar una bonita mesa para poner mi culo apaleado por el suelo, después de la caída, en un lugar cómodo y romántico. Como me pareció una actitud mandona, le toqué el brazo con una leve insinuación sexual… 

Corrí al mostrador, no sin antes colocarme bien el escote y recogiendo unos pelos de la coleta. Allí, por primera vez en mi vida, conocí la voz más romántica, grave y verdaderamente rompedora que mis tristes oídos habían tenido el placer de conocer antes. Además de unos pectorales como mármoles de encimera, unos pezones duros debido a las vistas de mis escote, y unas manos fuertes y masculinas propias para amasarme a mí, en la trastienda de la pastelería, jugando con la harina, el azúcar en polvo y ¿por qué no? con la nata desnatada (la entera engorda muchísimo) por mis partes más oscuras.

Le expliqué todo de una forma esquemática, rápida y de tal forma que no quedase como una guarra que se va a tomar un chocolate con todo aquel que la rescata de una bajada de tensión.

Mis palabras fueron: 

Encantada + bajada de tensión + no te vi + encontré a mi primo del pueblo + él me ayudó + yo te busqué + el insistió en un chocolate + ¿quieres quedar otro día conmigo? + dos chocolates + Cara de (¡¡Por favor, que quiera una cita contigo!!) + ¿Cuánto es? + Este es mi número 646573874 + gracias (y un guiño).

Puede ser rastrero lo que hice, pero hijas mías cuando alguien te ha ganado durante tanto tiempo, por mucho que aparezca un caballero con una armadura blanca montado en el caballo más salvaje de la tierra a salvarte de “jocicar” en el suelo, por mucho que aparezca otra persona, yo, soy de esas que tienen el corazón cerrado. Puedo dar mil y una razón por las que mi cabeza y muchas más partes de mi cuerpo se descantaron por Andrés. Pero no os quiero aburrir… por lo que os voy a dar solo 10:
  1. No tenemos nada, pero Andrés me ha ganado mensaje a mensaje (aunque fueran a cuentagotas…)
  2. Tiene una sonrisa que seduce.
  3. Tienes dinero, local, planes de futuro,… (También 9 años menos, pero ésta es la lista de las cosas a favorrrrrrr)
  4. Hace un chocolate que pondría gordas a las Gemelas Olsen.
  5. Ese pelo rizoso, corto y castaño… que le recorre la nuca… (Chiribitas)
  6. Le quedan los vaqueros como si de un Dios se tratase… y creo que es el Dios de la guerra…
  7. Se cuida, se nota, me gusta.
  8. Detallista por lo poco que he visto.
  9. Me dice guapa, ¿qué más le puedo pedir?
  10. QUIERO CATARLO PARA DEDICAR ESTE PUNTO AL: ¡¡SEXO!!

Además a Mario me lo tiré esa misma noche, el pobre venía de paso, estaba de despedida de solteros con sus amigos. Iba al hotel a cambiarse cuando me vio caerme… Tristemente no cumplió las expectativas de las que tanto alardeaba… Y no digo yo, que durante esos 15 minutos de sexo aburrido, sudor incómodo y cuatro o cinco empujones, mi cuerpo y mi mente no estuvieran en ese mensaje de texto que el pastelero/bombón me mandó nada más salir del local con “mi primo el del pueblo”“Guapa, ahora lo puedo decir con todas las de la ley, no te puedes ni imaginar las ganas que tengo de una cita contigo. Espero que te lo pases bien con tu primo (guiño, guiño), pero no te olvides de mí. Te escribo esta semana. Un beso grande!”.

Salí del cuartucho del hostal mientras Mario se quedaba fumando el cigarro y mi mentira sobre que tenía cosas que hacer por la mañana aun flotaba en el aire. Durante mi camino a casa, encendí el móvil y me conecté a “buscolove(L).com”

No tenía nada verdaderamente interesante, pero me apetecía hacer algo que llevaba queriéndolo hacer desde que me di de alta en el portal. Poner una insignia a una persona. Esa persona era Andrés. Le di la de “Guapo con ganas” (En mi cabeza rápidamente salió un cartel de “ALARMA; ALARMA”, ¡¡DEMASIADO RÁPIDO; DEMASIADO RÁPIDO!!…) Las tecnologías son sabias y cuando haces algo, rápidamente te avisan de la notificación. Andrés ya tendría la suya, era tarde para cambiarla. Yo era feliz y no me importaba decirlo.

Además, también cambié el lugar de mi ubicación…. Al día siguiente salía para Manilva (Málaga) ¡¡NUEVA UBICACIÓN!! … Allí era la boda, la despedida de soltera y sobre todo de dónde voy a volver con más de un lio en la cabeza…

Os quiero. Patricia.

Pd: Manilva va a hacer que amplíe mi mapa de hombres… Creo que conoceré nuevas nacionalidades…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre esta Patri me inspira, en ciertos puntos me recuerda a mi jajajaja (sabemos x lo q es)
Pero como siempre esta chica tiene mucha clase y como no es moderna y atrevida como tiene que ser una chica oi en dia jajaj

María

Anónimo dijo...

Jajjajajajsjsjsjajsjjjajaja
me parto cn todo. Me gusta lo.de murcia q hermosa eres, hay q patentarlo.jaja y no nos hemos dado cuenta de la alusion a mery. Nooo. Jajajaja
sabia yo q con el q la ayudo despues del desmayo no iba acuajar ka cosa. Pero cn amdres...eso ya me fusta mas! Dios de la guerra!! Esq me parto. Jajaa
un besitooooo

mir (iam)