martes, 26 de noviembre de 2013

En busca del amor - 2x03 - ¡¡Enamórate tú, calva!!


¿Cómo he terminado en una furgoneta azul celeste huyendo del Convento de la Virgen de las Huertas (MURCIA - Hermosa en todos sus sentidos, caris), con el pelo alborotado, una cesta de mimbre (malditas monjas que me han hecho gastar mi poco dinero de cabaretera en artesanía local. ODIO LA ARTESANIA LOCAL. VIVA LAS MULTINACIONALES. ¡VIVAN!) con membrillos de la huerta del pastor y obispo diocesano San Ramón Valduela (¿?), llorando a lágrima viva y con Sor Encarna? ¿Cómo? ¿CÓMO? (Aviso, anuncio, que hoy renuncio y también asesino a quién de aquí haga “SISTER ACT 3”, ni Whoope, Whopi, Woohpie (¿Esta mujer no se podía llamar Puri?), ni Whoopi Golberg tiene una vida tan chic como la mía).

Monja Sor Encarna: ¡No llores buena mujer! (lo soy a los ojos de DIOS, de esa monja tan simpática y de mi familia religiosa y creyente…. Ya sabréis por qué…) ¿Me puedes contar que te sucede? Se me parte el alma al verte así.


Mi momento de perdida de dignidad, llegó en ese momento. Me soné los mocos. Me sequé el rímel y me hice una coleta alta para segundos después quitarme los oros y volver a llorar.

Monja Sor Encarna: ¿Es algo del corazón? ¿Algo de la familia? ¿Algo con Dios?

La miro con cara de asombro y niego antes la última pregunta. ¿Con Dios? … Ejem…

El silencio se hace eterno como los minutos antes de la resurrección de nuestro señor Jesucristo… (Clases de religión en 20 segundos, con la señorita Patricia. Preguntad aquí.)

Me aclaro la garganta y digo: “Le quiero. Estoy enamorada de él”.

Cortinilla de estrellas, angelitos por aquí y por allá…

***Ocho horas, tres trasbordos, dos autobuses, un taxi y dos caminos en burra antes…***

El camino estaba completamente lleno de flores. Las antorchas del borde del sendero me hacían sentirme en algún reality de aventureros. Todo era en colores marrones, anaranjados y blanco roto. Perfecto. Mágico. Nupcial.

Mi mano agarraba las frías manos de mi padre con la inseguridad de una niña digna e entusiasta por aprender a caminar. El ramo, tulipanes, se aferraba a mi pecho clavándose en mi barriga y a la par, eliminando cualquier miedo o inseguridad que pudiera estar incubando en mi interior. El vestido, con un gran escote palabra de honor ondeaba con una bandera indefensa ante el viento. La batalla entre el fuego y mi larga cola era constante, pero gracias a Dios, pude llegar a los primeros escalones del altar.

No di ni un paso más sin comprobar las múltiples filas de bancos que deseaban acompañarme en este gran paso. Todos y cada una de las personas que han sido importantes en mis momentos de la vida, me acompañan en este atardecer. En el atardecer de mi boda. Miro como mi abuela, octogenaria y medio sorda llora con lágrimas de felicidad al poder compartir conmigo este momento tan perfecto. Mis primos me lanzan besos desde el fondo como simple gesto de amistad eterno. Mis compañeras de trabajo me dicen “guapa” sin llegar a pronunciar ni una sola palabra y así no romper este momento. Mi prima muere de envidia porque me caso antes que ella, pero en el fondo de ese odio que me guarda, me quiere y solloza. Lloro antes de seguir avanzando porque me acuerdo de todos aquellos que no me han podido acompañar. Sonrió a la par, como si de una bipolar, poco cuerda me tratase, al sentir que finalmente podré compartir este momento con la persona que más quiero. Ya no hay vuelta atrás. Si ha sido todo precipitado, alocado o inmaduro es simplemente tarde. Es mi momento y mis pies, deciden caminar solos esos escalones empedrados de la iglesia de la ciudad. No tengo miedo. Soy feliz. He logrado completar mi vida y encontrar ese eslabón que tanto he llegado a necesitar. Ya estoy arriba. Mi mira. Lo amo. Él también me quiere. Le doy la mano y me quita el velo. El cura se dispone a hablar….
 
Quién puede parar eso que al bailar
Descontrola tus caderas sexy
Y ese fuego que quema por dentro
Y lento te convierte en fiera
Con las manos arriba
Cintura sola
Da media vuelta
Y sacude duro”


Mi querido y amado móvil me saca del sueño, no sin antes reventarlo contra la pared del dormitorio. ¡¡MIERDA DE DÍA!! Y acabamos de empezarlo… Mi sueño de princesa jodido de la forma más cruel, con Don Omar de fondo… (Lloro y sufro como Melody).

He tenido una semana, que ni la que tuvo nuestra gran amiga Sara Montiel, al montar todo el lio de que sé, de que no, de qué invento es ese de que se iba a casar, para luego descubrir que si, que se había casado.

Bueno, yo me levanto igual que uno de esos ángeles de la Victoria Secret del desfile famoso de televisión. Así, con mi purpurina, mi conjunto sexy de MRI (Manolo Ropa Interior, mi amigo del mercado), los pezones en carne viva por culpa del pegamento de las pezoneras de “Estatua de la Libertad” que me tocó representar este año y además, un tanga precioso el cual tiene la puntuación máxima de incomodidad. Nada de eso de ser un mapache apaleado, atropellado e incluso comido por los cuervos en alguna cuneta de la carretera. Nada de eso. Yo diva, hasta recién levantada. DIVA. (Gesto de negra apoyando mi clase y mi expresión)

Pues la verdad que he tenido una semana complicada. Luego dicen que el hijo de Ortega Cano lo está pasando mal, ¿perdona? ¿Y yo? La cosa es que me he propuesto “enamorar” a mi camarero, para ver si al final comenzamos a salir (¿comenzar a salir? Parezco una guionista mala y drogada de “Al Salir de Clase”, si termino hablando de bares como el CBC, pegadme, con cueros y esas cosas, que ya sabéis que ese rollo me llama…)

La “Semana del Mío Tú Serás” (En honor a la reina de las reinas, la maravillosa Rocio Durcal). Se terminó convirtiendo en una mezcla de gymkhana y todos los realitys habidos y por haber de Divinity. Preparativos, reuniones, organización, tartas, dulces, colesterol, vestidos, gays, casas y más casa. Tranquilas, no estaba Plain (Plain Jane).

ORGANIZACIÓN DE LA SEMANA:

Lunes: Terminamos de trabajar en “La Isla del Amor” y le propuse ir a dar un paseo por la playa. Una mezcla de “Los Vigilantes de la Playa” con “Romeo y Julieta”. Un clásico que mi libro de autoayuda me ha dicho que debo cumplir desde el primer capítulo. Si, estoy leyendo un libro maravilloso. ¿Título?: “Cómo dejar de ser más invisible y menos apetecible para los hombres que Rossi De Palma, Bimba Bosé y David Delfín y llegar a convertirte en Ava Garden o Rita Hayworth. Nunca en la cansina de Marilyn Monroe. Trucos, consejos y clínicas de belleza”. Algo sencillito. Un título simple. Conciso. Como nos gusta a las mujeres. Sin complejidad. Segunda estantería en el FNAC de Callao en la sección de Autoayuda. Te atenderá David. Modelo de Abercrombie. Un dios envuelto en pantalones pitillo, cera para el pelo, rayador de queso por barriga y músculos hasta en el DNI. Aclaro: más gay que Boris. ¡¡CUIDADO, NO OS ENCARIÑÉIS, QUE LUEGO SUFRIMOS!!... Bueno, la cosa es que me sentía como una teenager. Me puse nerviosa. Yo con mi mejor falda, él, sudado y cansado. Yo contenta y habladora. Él resacoso y caliente… Tenía todo preparado. Un picnic con el amanecer. La playa y la arena de fondo. El mantel colocado, la cesta perfectamente abierta. Tan bonito todo. (Le pagué a dos niños rumanos para que vigilasen el puesto)  Pues llegamos y una docena de gaviotas asesinas habían convertido mi picnic, en el decorado de “Lo imposible” (Después de la catástrofe). Tuve que compensarle. Con sexo salvaje contra las rocas, pero la verdad que yo no quería eso. Yo quería amor. Mimos y tal vez un poco de meternos manos… MALDITA NATURALEZA. 

Martes: Tonteo inocente en el bar. Él de camarero, yo de clienta inocente que ha venido a pasar la noche mientras un mecánico le arregla el manguito roto del coche, que la ha dejado tirada en la carretera camino a Parderrubias, Ourense… Hubo consecuencias. Bebí demasiado y perdí el objetivo. La conquista. Terminé de corista de una despedida de solteros de unos chicos de Coníl de la Frontera. En la tarima. En sujetador.  MALDITO ALCOHOL.

Miércoles: Cena en casa. Velas, romanticismo, elegancia, ningún animal y cero gotas de alcohol. Le sorprendo. Me besa. (Siempre le cuesta mostrar cariño) Pues no sé muy bien cómo, pero una cosa llevó a otra y una vela terminó prendiendo el mantel. Por tanto, la bonita cena terminó en un buffet para toda la comunidad, los bomberos, los curiosos y los extraños. MALDITO FUEGO.

Jueves: Me acoplo a su plan. Ver el partido del Málaga Vs. Alicante FC. (Supuestamente rivales de toda la vida desde que en 1996 un arbitro fue sobornado por el Málaga para que amañase el partido. Desde ese punto, crucificados para siempre) ¿Cuál fue el problema? Os explico amigas. Seguro que me entendéis. Yo estaba comiendo pipas como quien consume cocaína para continuar con fuerzas toda la noche. Como una adicta. Pues claro, me pongo, me pongo y me desconcentro. De repente, un chico simpatiquísimo (y mono) del Málaga, me habla. Yo me pongo a charlar, de todo, la verdad que no necesito cuerda, tengo para dar y regalar. Pues la cosa, es que el Málaga mete gol, y yo lo celebro con mi nuevo amigo. Best Friends Forever and Ever Bubai. En ese momento, el bar se oscureció, baja la temperatura, como si un dementor acabase de entrar por la puerta y veo a MI HOMBRE, apuntándome con el dedo y hablándome en arameo… Me azuzto. Me pide que me marche. Recojo mi bufanda del Alicante Club de Fútbol y me dirijo a la puerta. Sin soltar una lágrima. Digna. Antes de salir, grito : “Arriba el Málaga” Y salgo corriendo. MALDITO FÚTBOL Y MALDITA VELBORREA QUE TENGO PARA HABLAR CON TODO QUISQUI.

Viernes: Preparo el desayuno después de haber buscado en ese maravilloso portal de videos la manera de cómo hacer croissant, después de haber tirado dos docenas de ellos a la basura y haber terminado haciendo cola en la pastelería de al lado de casa, toco a la puerta del dormitorio. La loca y la folclórica esta semana se han ido al “Festival Iberoamericano de Plumas y Folclore de Aragón” (FIPFA). Sigue enfadado. Pero soy buena para lograr el perdón. A ver, soy PATRICIA, ¿quién duda de que volveré a tenerlo dónde quiero? Pues la cosa es que estaba yo, practicando mis lecciones de las clases de pole dances, cómo una buena alumna aventajada, cuando me suena el móvil. MALDITO MÓVIL.

¿Encarnación llamando? ¿ENCARNACIÓN? ¿ENCARNI? ¡Dios mío de mi gloria! ¡¡MI HERMANA!!

Os presento a mi hermana:

Encarna. 25 años. Larga como un día sin pan. Y cuerpazo como si nunca comiese ni una miga de pan. Es así de puta. ¿El metabolismo? Ejem. Los vicios, caris, ayudan…. Mi hermana es una mezcla alterada y descafeinada de la gente que sale en “Hermanos Mayor”, con toques de “Supernanny”, todo ello, combinado con gotas de “Entre todos”, ese maravilloso programa del cual los franceses creen que España está tan mal que tiene que pedir ayuda por televisión. Gracias Toñi por hacer que nos vean así el resto del mundo. Mi hermana tiene todo lo que nadie quiere, pero con un corazón, que no le cabe en el pecho. Ha tomado malas decisiones, cientos, tal vez miles, pero aún así, la quiero, lejos, porque tiene un gran problema con las cosas que no son suyas y que se adjudica como quién no quiere la cosa pero la quiero. Encarni, es cleptómana. Detenida tres veces por robo por agresión. Multas de más de 1000€ y actualmente, hermana del convento de la Virgen de las Huertas. (Cosa de mis padres, que votan toda la vida al PP, les sale una hija más revolucionaria y fuera de los cánones de la familia de lo normal y acuden a  Dios, como las embrujadas al Libro de las Sombras cuando les atacaban)

La conversación con mi hermana fue lo mismito que el anuncio de una ataque terrorista. Una cadena de catastróficas desdichas de Encarnación. (Estamos trabajando en el remake) Que si ella no había querido, que si el vicio del robar se la había pasado, pero que había visto esa Virgen tan doradita y tan asequible que no pudo resistirse, que si sólo se probó las pelucas de las vírgenes para hacer un videoblog para youtube del con la nueva canción de Cher, que si al santo se le cayó el brazo solo, que si lo de bailar a lo Bar Coyote encima del altar era por practicar deporte, que si el obispo la vio todo y la amenazó, que si el sexo fue consentido, que si ahora esta enamorada del siervo de dios, que si el hábito no hace al monje, que si su compañera de cuarto le empieza a atraer, que si papá y mamá no la quieren, que si Dios es mujer y encima negra….

Resumo que eso siempre me gusta: MONJA + ROBO + VERSIÓN DE “WOMAN’S WORD” + ¡ADIÓS AL SANTO! + FAMA ¡A BAILAR! RELIGIOSO + SEXO ECLESIÁSTICO + AMOR ECLESIÁSTICO LÉSBICO + DESEQUILIBRIO PARTENO/MATERNO EMOCIONAL + PROFANACIÓN RELIGIOSA ELEVADA A LA ENÉSIMA POTENCIA.  (Veis como es un amor de niña, hermana y monja).


Pues nada, me voy para Murcia. Parezco Patricia La Exploradora después de tanto tute que me estoy metiendo. Me pones la mochila y clavadita. No puedo dejar que se hunda. Mi semana de conquista, se suspende momentáneamente. Ya la he cagado en 5 días, seguro que tendré tiempo para cagarla mucho más.

Llego y ¡¡JESUCRISTO BENDITO!! Menudo convento. Me voy a replantear mi vida religiosa… Llegué vestida como la María Magdalena (ropita que tenía en casa de alguna obra de teatro de religión. ¿Qué queréis? Yo nunca quise ser pastorcita…), y además, así promovía un poco la parte oscura que la Biblia quiere ocultar. Me sentí como si Paulina Rubio acabase de llegar al FIB. Lo mismo. No pegaba ni con cola. Las hermanas, después de juzgarme con la mirada y tal vez, haber rezado algún Ave María rápido, me encaminan al jardín dónde me reuní con Encarna.

Abrazos, besos, y bofetadas. Teníamos que pensar cómo solucionar ese lío antes de que el Papa (y nuestros padres) se presentasen en persona en el convento. Mi hermana terminase de nuevo en la cárcel y seguramente yo también. ¡Este verano no gano para complicaciones!

“El lechero es muy mono” me concluye y sentencia mi hermana. Lógicamente no se me ocurrió ningún plan mejor. ¡¡Qué mala es la presión para pensar!! Ojos en blanco, manos a las tetas para levantarlas un poco, tanga que se vea y a por el lechero…. Después de lograr quitarle las llaves, la leche (suya y la del convento) monto a mi hermana en el furgoneta y cogemos carretera a
Benidorm.

Nuestro viaje fue sinceridad en estado puro. No pude más y rompí a llorar. Estoy enamorada como una quinceañera atolondrada. Él pasa. Me están pagando con mi medicina. No sé llevar esta situación…. Mi hermana sólo piensa en cambiarse de look en mi casa y disfrutar de la vida libre en Ibiza… Cada loca con su tema.

Paramos a repostar gasolina, encima, el maldito lechero con el depósito a medias (ninguna coñita con el tema, que bastante ya he tenido con mis habilidades para ser un guarrilla del tres al cuarto. Lo que hay que hacer por la familia…)

Mi hermana controla la furgoneta. Ella echa la gasolina, que yo soy una señorita y necesito un cigarro. Me alejo un poco no sea que eso explote y terminemos esta odisea religiosa/fraternal de la manera más horrible posible. Mientras me fumo un cigarro, escucho los mensajes del buzón de voz (¿Cómo coño se quita la mierda esa del móvil? ¡¡NO HAY FORMA!!)

Mensaje 1: “¡Patricia! Soy Andrés. (“En esta vida se puede ser de todo menos pesado”, pues nada, que no hay manera). No quiero ser insistente. Sólo te pido que me escuches. Que recuerdes lo nuestros. Pedirte perdón por todo. Por no apostar por lo nuestro. Por no haber sabido que había encontrado el amor de mi vida cuando lo tenía en frente. No saber que esos labios son lo único que quiero volver a besar una y otra vez. Saber que tus ojos me seguirán mirando con cariño siempre que se crucen con los míos… Ahora sé lo que es querer. Puede que no quieras volver a saber nada más de mi, pero sinceramente, tú siempre serás para mi, la persona que más he querido...(Llora) Llámame y hablamos. No quiero seguir sin compartir un día más contigo. Te quiero. No olvides nunca "la madeja del te quiero, me quieres, siempre ardida...


Me ha dejado muy mal cuerpo este mensaje. Andrés siempre ha sido…

Mensaje 2: ¡Querida Patricia! (No reconozco la voz. Es una mujer). Sé que no me conoces, pero tranquila querida, que nos veremos las caras muy muy muy pronto. La verdad que me parece una falta de respeto lo que estás haciendo con mi proposición. Pero no te preocupes, yo ya te mandé una carta y ahora he tenido que mover otra ficha en este juego. Pronto la conocerás. O tal vez, lo sepas antes de lo planeado, esa es la maravilla de la prensa escrita. El jueves que viene tendrás noticias mías con la hora y el lugar dónde quedaremos. Ya sabes que el futuro de “Buscolove(L).com” está en nuestras manos. Se despide la presidenta en funciones de la organización”.
No pasan ni tres segundo cuando mi hermana me planta la última revista del corazón que había en la tienda en mi cara… ¿Quién es la portada? ¿Enseñando carnes?

Se despide y os quiere. La famosa del corazón.

Patricia.

---- 
Pd: Quiero dedicar este capítulo a mis padres y mi hermano por lograr que no tenga un problema mental tan grande como Patricia y que haya salido normal. (Dentro de lo que cabe). Os extraño y os quiero.

Además, quiero dedicárselo a dos personitas muy similares que llevan en mi vida, la friolera de 11 años y los que nos quedan. Os quiero corazones.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Deja que me crezca, me apasiona exagerar...

Hoy no pasarán
Hoy no pienso claudicar
Me cansé de tanto imbécil
Y he pensado que mejor era
Empezar a respirar
Y volver a lo normal
Retornar a la belleza
De las cosas inconexas
Y al amor

lunes, 18 de noviembre de 2013

Verbo tener.



Y esta foto tiene más historia de lo que parece. Tiene más veranos que sabor. Tiene más hielos que limones. Te tenía a ti y ya era mucho.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Recaudación de preguntas que ayuden a resumir este 2013.


--> -->
El juego es el siguiente, debéis mandar una o varias preguntas, escribiéndolas en esta entrada, con el objetivo de que con las respuestas, me ayudéis a resumir este año.

Ejemplo: ¿Fiesta del 2013 preferida?

Dentro de unas semanas, reuniré todas las preguntas, haré una entrada digna y elegante y las publicaré. Podéis preguntar todo lo que queráis, tanto de forma privada como pública.

¡Animaros!

PD: Y si encima, sois originales.... 

martes, 12 de noviembre de 2013

Cuerpos

"Sorriram um para o outro e tudo estava certo outra vez."

jueves, 7 de noviembre de 2013

¿QQCCMT?


Trusga es tonta. Es una chica de provincia y morena. Ella lo sabe. Su cabeza, un campo mal segado de zarzas crecidas por años de buenas lluvias y mucho hijo putismo acumulado, al igual que en su entrepierna, todo es un caos. Ella no cree en el amor. Dice que es un producto que los franceses inventaron para hacer películas románticas. ¡Veis como es tonta! Pero a mi, me encanta. Es autentica. Quiero que conozca el olor de un buen café en alguna esquina de Roma, que camine del brazo por un Madrid que la vea enamorada, que sepa lo que es el sexo campestre, sienta el morbo del exhibicionismo ocasional, que se levante en algún motel de mala muerte de Serbia sin saber como ha llegado allí… que experimente y que logre su sueño. ¡Pinchar en una iglesia junto a su compañera artística! Trusga es diferente y se merece a algún leñador robusto y fuerte (camisa de cuadros, pelo en el pecho, en cara y en piernas, músculo, y mínimo tres libros leídos, que ella tampoco es mucho de tocar literatura universal…). O algún policía nacional con el futuro solucionado y le de morbo hacerlo en la moto, o tal vez, y ya bajando el listón, a algún butanero, fontanero o carpintero (profesiones de siempre). Conociendo un poco de Trusga… 

¿Quién quiere casarse con mi amiga? 
¿Quién quiere casarse con mi chiquitina dj? 
¿QUIÉN QUIERE CASARSE CON MI TRUSGA? 
¡¡Interesado, número aquí!!

miércoles, 6 de noviembre de 2013

It's fucking hilarious.


Se ha perdido la dirección de las flechas lanzadas. 
Tendrán un recorrido desconocido. 
Adiós pequeñas.

lunes, 4 de noviembre de 2013

3.0


Ruta establecida hacia el infinito. 
Nave con provisiones y materiales. 
Misión encaminada, fijada y memorizada. 
Seres galácticos por catar, tocar y descubrir. 
¡¡COMIENZO UNA NUEVA ERA EN UNA NUEVA DIMENSIÓN!! 
¿Me acompañas o nos veremos por el espacio?