viernes, 18 de julio de 2014

Mitad con sed mitad con taquicardia.

¡Adiós al bikini!
-------
Descubrí el poder de la belleza
y su cuerpo se convirtió en mi entrada
a un laberinto de gestos ambiguos
a un nuevo concepto de distancia
y entendí que la gente sencilla
era gente que no le interesaba.