lunes, 29 de diciembre de 2014

Las Navidades de Patri - Capítulo 2


¿QUÉ cómo fue mi Nochebuena?

Amigas, ahora os hago una lista que os vais a quedar muertas…

1.    En esa tarde “mágica”, camino a la noche más "buena" de todas, mi amiga Micaela, una peluquera de renombre español y yo, nos íbamos a reencontrar. Por la tarde tenía cita en su salón de belleza. Tenía el pelo peor que Raquel del Rosario y con unas raíces que ni os quiero contar. Era una mezcla entre Amy Winehouse y Terelu. Parecía que tenía mechas californianas, sólo os digo eso. Es que claro del sitio de dónde vengo (y que no os puedo contar), mucho tinte no teníamos… . Pues mi amiga es de las más diva que conozco, con unas extensiones más largas que las de la Pelopony, plateadas con reflejos dorados, pestañas postizas kilométricas y con una adicción a los abrigos de pieles bárbara, siempre conjuntada con zapatos de tacón (sí, incluso en la peluquería). Una mujer alta, morena, latina y salerosa. Un partizado. Nos llaman las Olsen. Y por supuesto, las Olsen locales se reencontraban de nuevo. Gritos, glitter y rizos por doquier fueron nuestra carta de presentación. Una vez terminamos con mi pelo, el resultado fue el de Taylor Swift, con toques de Rihanna, nos fuimos a beber champagne, a rajar, criticar y terminar con las existencias de Codorniu. Nos pusimos al día, rompimos dos o tres copas y llegamos cada una a su casa con una borrachera que ni Massiel después de haber ganado Eurovisión tres cuatro cinco, bueno, puede que dos veces seguidas.

2.   Borracha, peinada y mareada, me intenté cambiar de ropa mientras mis parientes de Soria iban llegando a la cena familiar. A todo eso tengo que sumarle,  primos pequeños queriendo ver cacho… ¡Qué mala edad!

3.    Mantuve la compostura como una señora que soy. Digna y pura, casta hasta la… bueno, dejemos lo de casta. Pues si amigas, en ese salón de 3x3 estaba toda la representación geográfica de mi familia. Parecía Españavisión… Soria con 3 puntos, Teruel con 5, Marbella con 2, Parderrubias con 6 y Cacabelos con 2’5…. Una mezcla maravillosa.

4.   Me senté entre mi tía Dolores y mi tío Pascual. Sexagenaria ludópata y cincuentón mariquita.(Almodóvar no es familiar mío, siento desilusionaros)

5.  A mi el alcohol me bajaba y yo con el vino blanco lo ayudaba a subir. Soy un poco como mi amiga Piluca. Adictas al elixir blanco.

6.  Mi madre (L) erre que erre que la ayudase. Me sentía como una concursante atolondrada de Top Chef. Hombre, mala era igual que el segundo finalista de esta edición que acaba de terminar, el único problema era que para maldecir lo tenía que hacer en castellano y no en catalán. Mi madre, santa la pobre, se había convertido en una mezcla entre Chicote, con la dulzura de Susi y una vestido que ni Milá en las galas de GH. Pues carreras para el salón, para la cocina, que si nevera para arriba, bandejas para la mesa... qué si los entremeses estaban puestos de manera muy tradicional, qué si hacíamos un trampantojo para el postre, qué si el cava de después lo quería hacer como un suflé… Yo tenía un cacao… que no sabía ni lo que me estaba comiendo.

7.  Y entonces, mi primo Ramiro (Si, nombres muy del siglo XXI) me dice que si yo soy promiscua. Y ahí sí que no, me agarré la chaqueta que tenía encima los hombros, me la fruncí, saqué la chica del opus que llevo dentro y le dije que no. JAJAJAJAJAJAJAAJJAA.  ¡¡¡¡Amigas!!!! ¿Cómo le voy a decir yo eso? ¡No se lo creería nadie! Le dije que no soy promiscua, que soy multienamoradiza (Tengo un don para la lingüistica que flipo yo sola) Pero que ahora soy fiel o más o menos… Él tenía un problema con una vecina un poco zorra que lo calentaba más de la cuenta. ¿Adolescencia fin del mundo? Ahora que os lo estoy contando, seguro que lo de promiscua se lo escuchó a su madre, es decir, mi tía Loli... Algún día le contaré a Ramiro que es adoptado y ya verás como la madre deja de hablar de mí en su casa...O me pone fina pero con motivos.

8.     Me suena el móvil.



9.     Llaman a la puerta.

10. Contesto a la vez que abro la puerta. (Soy mujer, feminista y libre, puedo hacer más de dos cosas a la vez) Mi hermana Encarna (¡La que faltaba!) entrando por la puerta mientras que por el teléfono escucho la voz de AndrésUn Feliz Navidad salió de mi boca. Un igualmente de la suya. Un silencio de ambas y un bonito, tierno y romántico… “¿quedamos?” De nuestros maldito corazón…

Así empezó mi Nochebuena…. 



Os quiero y os seguiré contando poco a poco.

Patricia.

Pd: Dedico este capítulo a mi gran amiga pelopony alpujarreña. A mi Scout. Y por supuesto a mi Pecami. Que la echo de menos.

1 comentario:

Julipy dijo...

La ristra de familiares de todos los puntos de España me maravilla. Y lo de multienamoradiza... un hastag, merchandising, muñecos, camisetas... TODO CON ESA FRASE <3