martes, 15 de diciembre de 2015

El billete en primera clase para la "Isla de la Amistad" es para...



El jurado se fue de vacaciones y parece que ha tardado en volver. Las plazas para la “Isla de la Amistad” han estado muy reñidas (11, 14, 15 y 16 son las preguntas acertadas por cada uno de los conscursantes...). Parece esto las votaciones de eurivisión. Jesucritos bendito. Debo recordar que sólo hay UN BILLETE EN PRIMERA CLASE para la persona que más me conozco y por lo tanto más preguntas correctas tenga en su contador. El resto tendrá que viajar en barca, a nado o en flotador…. Yo solo espero no tengan oleaje...

Me he reído mucho con las respuestas. Todos sois ganadores y ganadoras. Todos sois mis amigos y amigas, ya sabéis que esto es un juego tonto con el que hemos podido pasar el rato. Antes de seguir, GRACIAS por participar. De corazón.

Las respuestas a las "duras preguntas" están en rojo en la entrada de preguntas de la segunda fase. Además he podido añadir alguna explicación.

La persona ganadora se lleva el billete a mi Isla de la Amistad y además, por ser la primera edición, este año ganará otra cosa muy importante y que se dirá la semana que viene…. Más misterios amigos/as. (Aclaro que la persona ganadora es ganadora y no me voy a sacar de la manga ninguna fase más, lo que si es que voy a darle otra sorpresa la semana que viene).

Y sin más….

En cuarta posición se encuentra mi Gemela del Puente Boeza. Tamy decide quedarse en la playa a tomar el sol que en Nochevieja quiere estar morena y radiante...

3º Leticia sube a la barca pero se niega a remar. Ella es una señorita. 
Tercera posición para ella. 

2º Julipy, aventurera Jones, escala, lucha, rema y nada contra viento y marea pero su segunda posición es inevitable. Se encuentra unos perritos que tiene que salvar y nunca los podrá dejar solos. Muy cerca del primer puesto, pero….

MIGUE ha sacado sus armas y a puesto toda su carne en el asador. Ha remontado desde su cuarta posición en la primera etapa y ahora se hace con el primer puesto.
 MIGUE es el GANADOR de la primer edición de “La Isla de la Amistad”. ¡Enhorabuena amigo!




¡Enhorabuena a todos/as!

Me ha encantado hacer el concurso, me he reído mucho (Gracias Mary por participar y enviar tus respuestas en esta segunda fase). Espero que os hayáis divertido tanto como yo y quiero que sepáis que TODOS/AS estáis en mi ISLA. (Pero Migue va en primera clase y eso no se lo quita nadie).

Para cualquier comentario ya sabéis, ¡dejadlo aquí!

viernes, 11 de diciembre de 2015

En busca del amor - 2x05 - "Mi tía Agostina Dionisia"


¡Os lo dije amigas! “El poder del coño (I)” iba a quedar tan largo que mínimo tendría que hacer una segunda parte. O tal vez más, quién sabe… mi mente es así de complicada.  La vuelta al blog se me ha hecho larga. Y no paro de volver a volver… como la canción. No pongo el culo en la silla para escribir y ya me estoy marchando de nuevo. Me voy y vuelvo. Voy y vengo. Parezco una copla de Marifé de Triana y la estabilidad efímera de la relación entre Chabelita y Alejandro Albalá… Pero no os preocupéis, aquí estoy.

Lo que os estaréis preguntando es… ¿Y la segunda parte? Queridas, me voy a conceder una licencia literaria, como premio Planeta al Glitter (exacto, como la película de Antonia María Carey), al “brilli brilli”, al Gloss de Labios de MAC color Rebel… un premio al estilo, a la locura, y sobre todo, a mí, señora, terratenienta, tremenda, niñata, caribeña, putona y caprichosa, marquesa de esta sección, la cual pretende contaros una o dos cositas antes de esa gran segunda parte que va a ser “El poder del coño (II)”. (Me gusta más una intriga que a Paquirrín un donuts)  
(Efectivamente queridas/os, este es el momento de que uno de esos modelos de calzoncillos pasen con un cartel como las chicas en un combate de boxeo, bueno, sin calzoncillos, y sin cartel, que pase, que PASEEEE ese hombre).  De momento os espera un capítulo… digamos que familiar…. “Mi tía Agostina Dionisia” comienza aquí y ahora…
 
Amigas, pues allí estaba yo, en la habitación de ese hotel de la Mancha con un desconocido (como en mis mejores citas de buscolove(L).com) … o tal vez no era tan desconocido como yo creía. Y claro, yo, inquieta, cautelosa (el coño mío) y profunda, me preguntaba una cosa: ¿Quién era yo para terminar en esa situación? ¿Quién? ¿Desde cuándo mi vida era más propia de la de Angelina en aquella película que hacía de señora Smith (películas bastante pobre) (gracias a la cual se enamoró del marido de Jennifer Aniston y se lo quitó para luego montar el escaparate de Benetton con todos sus hijos cada uno de una nacionalidad distinta… pero bueno… eso es otra historia)? ¿Cuándo firmé yo un contrato para ser la nueva Boom? ¡A estas alturas termino haciendo trapicheos para Bankia y ni me entero (como les sucedió a los directivos, ejem ejem)! ¡OH DIOS MÍO! ¿Terminaré como la primera mujer del ex alcalde de Marbella (no la tonadillero, recordad que con ella no se casó. Este dato se encuentra en el libro de la asignatura “Historia del cotilleo español, puro y duro.  Volumen I”)?

¡No, amigas, en la cárcel no terminaré (o eso espero)! Yo me refería a que a lo mejor termino con billetes en bolsa de basura y pensando que llegaban así del banco. A tonta, cuando quiero, no me gana nadie. Lo que pasa es que esa señora se nota que nunca ha estado haciendo cola en Caja España (Caja de Ahorros del norte peninsular)(si queréis el símil manchego sería: Globalcaja, empresa que se formó por la fusión de: Cajas Rurales de Albacete, Ciudad Real y Cuenca, y la Caja Rural de La Roda. De nada.) un lunes por la mañana. (Lógicamente no me refería a nuestras similitudes por rubias, que sois muy cabronas y luego me sacáis los defectos.)

Bueno, pues allí estaba yo. Casi me da un vuelco al corazón con todas estas tensiones… Me sentía como si Rosa Benito se encontrase de nuevo con la más grande, con nuestra Jurado, como si Embrujadas volviese a televisión, como si Jack y Rose hubieran podido casarse, como cuando la Pantoja consiguió el tercer grado, como los compañeros de Rosa Benito cuando descubrieron que volvía a Sálvame y así tendrían mil y un programas más para despellejarla viva, como si Kiko Rivera pudiera cantar sin el autotune, como J.J con su obra de teatro sobre su vida (sin todas la críticas negativas, por supuesto), como si Ana Obregón hubiera tenido éxito con “Ellas y el sexo débil” (Cuando estaba escribiendo esto, en mi cabeza, el título era “Ana y el sexo débil” Como veis, amando a Ana Obregón desde siempre, desde mi más tierna infancia… o tal vez desde la infancia de ella y por lo tanto el periodo de tiempo crece y crece…).

Me sentí eufórica, como cuando Rosa ganó OT. Malvada, como la Esteban criticando la Campanario. Poderosa, como Risto machacando a los concursantes de OT. Relajada, como Jesús Vázquez con un pantalón de su talla.  Enérgica, como Paula Vázquez presentando Fama ¡A bailar!… Bueno, después de este cóctel de sentimientos más propio de una chica adicta al speed que de una chica de portada de revista (en tetas, pero digna) como yo (sacando partido a mi desgracia siempre)… descubro que mi hombre misterioso era… Rober. Mi amigo ROBER. ¿Os acordáis? ¡Perras leedme y repasar los textos que luego os perdéis y tengo que repetir las cosas! (Aún así os quiero y os amo de aquí, al Cocodrilo de mi prima y volver mil veces…. AJAJJAJAJA, me he imaginado a mi prima paseando un cocodrilo y me muero de la risa…. Perdonadme. Ya me centro).

Os refresco la memoria rápido que debo continuar, que sino esto va a ser más largo que el historial de operaciones de Cher y no creo que me queráis tanto como a ella. (Besos Cher) Rober es mi amigo gay, el que la lió en el centro comercial por culpa de su amor infinito hacia el sexo en lugares públicos. Si, mujeres y hombres, lectores y lectoras, el que vino conmigo y la fanática de María del Monte. Los que terminaron en comisaría. Ese. Ese mismo. Ohhh, mi Rober, lo que lo quiero yo. Pues allí estaba él, como si fuera el prota masculino, sexy y varonil de Mad Men. JAJAJAJ. Pobreeeeee, se parecía más a RuPaul, sí, efectivamente, me refiero a Ru  cuando se viste de mujer, JAJAJA. Soy un zorra mala. ( :) )

Pues allí estábamos los dos después de meses sin vernos… Gritos, purpurina, abrazos y sonrisas nos acompañaros en el reencuentro. Todo como un videoclip de Taylor Swift, Amaia Montero y Belinda, juntas. JUNTAS. Éramos como una promo de Divinity y una tarde entera en Cosmo con helado de tarta de queso (el de Mercadona). Todo ello mezclado con el programa ese de las tartas que se hacen en Baltimore, vestidas de novias, comprando el traje en “Me pido ese vestido” que seguro que antes estaba a 1500 dólares y ahora nos habrá costado unos 500. ¡Una ganga! Pues todo eso, pero tristemente sin los gemelos que reforman las casas que tan buenos están y que yo a día de hoy sigo dudando de su heterosexualidad…. Rober no duda, él dice que en una de sus becas (esas que daba el ministerio en verano para aprender inglés y que a mí nunca me dieron) al país de la Pepsi se tiró al más guapo. ¿Cuál? Dice que el más masculino. Ahí casi escupo la tarta imaginaria de nuestra pastosidad contagiosa por el reencuentro. Así de empalagosos somos.  ¡Qué maravilla es encontrarse con un amigo como él! (y de poder ver Divinity los domingos por la tarde).

En menos de 10 minutos ya habíamos despellejado vivas a más del 50% de nuestros amigos y nos disponíamos a opinar de qué es lo que tenía que hacer ahora. ¿Cuál iba a ser mi siguiente movimiento? Yo le dije que tenía que sacar partido a todo lo que pudiera. ¡Qué no se me iba a poner nada por delante, nadie jode a Patricia (sin que yo quiera) y se marcha de rositas! Él me aplaudió como si yo fuera el padre/madre de las Kardasiam dando el discurso ese que dio en los premios del deporte. (Cada día me explico mejor, soy como el libro de las Olsen. Estupendo).

Nos intentamos seguir poniendo al día, pero era imposible. Su historia sobre una orgía en las costas gallegas con varios marineros, dos drags y un cocinero japonés de sushi, en alta mar y con oleaje se tuvo que interrumpir por otra de las miles de llamadas que llegaban a mi móvil. Mi compañía de teléfonos ya podía darme alguno mejor con todo el gasto que le estoy haciendo… Antes de que pudiera coger mi pequeño móvil, Rober contestó:

-  Teléfono de Patricia, ¿Dígame?
-   Imposible, mañana no podrá estar en Pozal de las Gallinas (Valladolid) lo siento. Podremos mirar para las fiesta. Si, perfecto. Mándeme un correo con toda la información y en menos de 48 horas le doy una respuesta.
-  ¿El correo? ¡Apunte: patriciaevents@ptrc.es! Muchas gracias. Le llamaremos.

No sabía que decirle. Me había dejado impresionada. Miro para a la maleta y se me ocurre algo. Rober será mi relaciones públicas. Necesito mis Manolos para este momento. Abro el bote de colonia y se cae la mitad por la moqueta, aún así, mojo el tacón y lo sacudo encima de él: ¡Yo te bautizo, por mis Manolos y mi colonia de Carmen Sevilla (¿os creíais que uso Chanel? ¡No amigas no! Mi amiga Piluca (un beso corazón) y yo la olimos un día en la perfumería de confianza de nuestra ciudad natal y era como estar en misa rodeados de viejas, con laca Nelly en el aire, ambientador de armario con olor a coco, moqueta cubierta de polvo y periódicos mojados! ¡Una fragancia horrible con un precio escandaloso! ¡NUNCA LA USAREMOS! ¡NUNCA!) como mi relaciones públicas/manager!

Ya está. Ya tengo a mi relaciones públicas. Me hago famosa y ni me entero. ¡Qué poderosa me siento!

Una ducha rápida, dos modelitos descartados, alguna llamada que otra sin ningún resultado aceptable y nos fuimos para la discoteca. Amigas, que allí tenía mi bolo. Bolo y con representante/relaciones públicas. ¡Qué importante soy ya! ¿Qué más necesito? (Bueno, una cosa sí… no terminar como Belén Esteban y su amigo Toño. Un beso Belén. ¡Qué perra mala soy, ehh! jajaja). Ains, pues amigas un bolo no es como lo pintan. Tienes que besar a todos, guapos, no tan guapos, feos, muy feos y orcos de Mordor de la última escala de fealdad de Mordor City. Encima las fotitos, las poses, las manitas que van al pan y a mi CULO… el maldito flash… creo que me ha aumentado la miopía debido a tantos fogonazos que me han dado. Morena debería estar. ¿Qué digo morena? ¡¡NEGRA!! Después de todo eso, del paripé supremo, allí estaba yo, en una tarima más pequeña que mi plato de ducha bailando como si hubiera sido finalista de ¡Mira quién baila!. Entre alguna canción loca de Merche, la resurrección de tres de Operación Triunfo que yo ya ni me acordaba, deben ser de la tercer edición, si, esa que nadie vio, y dos o tres hits de ese verano, algo que ver con gozar, morder y pegar (¿hola? ¡¡Cuánta violencia!!) me encontré con quien menos me esperaba.  Sentí como el silencio caía sobre mí, como el Karma se reía desde un sofá orejero de cuero caro, del diablo burlándose de esta pobre y salerosa Patricia…. De los astros moviéndose a lo loco con tal de confabular contra la dueña y señora de estas entradas… Nada más y nada menos que vi entrar a mi tía Agostina (si, Agostina y no Agustina, con O de Oropesa del Mar, Olleros de Sabero y Omeñaca. Pueblos de la España más castiza y campechana.). Agostina Dionisia, mi tía. Allí se presenta ella. Uno de los porteros intentó pararla, pero ella, vecina y alto cargo del ayuntamiento de un pueblo cercano se conocía a todo el personal. Y recalco a TODO. El portero, hijo de la panadera y del vecino de arriba, no del secretario del ayuntamiento como él se pensaba, supo que a Agodi (mote cariñoso que le puse yo a mi tía) no la para nadie. NADIE.

¿Cómo describir a Agostina? Pues es un cúmulo de cosas y a la vez, dependiendo del día, no tiene nada de lo que a continuación voy a poner. Creo que mi tía es un personaje complejo, descriptivo e íntimo de alguna de las primeras novelas de Isabel Allende. Es un transformer, el power ranger rosa, la mitad de Ana Rosa Quintana con raíces manchegas, tres gotas de timidez de Adele, una copia de Raffaella Carrá agricultora/ganadera/pastelera, varios gramos de luchadora de esas del Pressing Catch, la fuerza de Rambo y el carácter de un Terminator del territorio albaceteño. Un corazón de monarquía danesa, las mismas emociones que podía transmitir Penélope Cruz en “Jamón, Jamón”, el pelo de la familia Flores, ojos anaranjados, un reflejo de la huerta murciana en su mirada dulzona, y unos labios de latina poderosa. Una latina de las de antes. Una latina pura. Sus orígenes son italianos (de la parte de la familia con la que tengo menos contacto), cabeza de lince y maldad diez veces mayor a la de Cercei en Juego de TronosVamos, una joyita de Cartier. Lo que es una señorita en condiciones. A mi a veces me recuerda a Maite GH16, con eso os digo todo.

Y os estaréis preguntando… ¿Vas a un pueblo al lado del de tu tía y no la avisas? Y yo os respondo: Queridas y amadas lectoras, las distancias en La Mancha son distancias en condiciones. Un “trecho” aquí puede ser dos Paseos de la Castellana ida y vuelta. O yo que sé, un “a tiro de piedra”…. Pues es la misma distancia que hay desde Cartagena a Lloret de Mar, pasando primero por Calamocos (Pueblo de la provincia de León). Un “a dos pasos” es igual que rodear a Falete (cuando estaba con el de “me cecuestran” (escrito con su tono) en esos tiempos, sí). Un “girando a la izquierda” son unos 35 km. Un “la primera puerta del pasillo” son dos casas victorianas con tres escaleras de caracol, varios sótanos después y justo donde el núcleo de la tierra se empieza a ver, allí, allí está el baño por el que has preguntado. ¿Me entendéis ya? ¿Más ejemplos? ¿Entendéis de verdad? Mi tía estaba a un “trecho” y medio, dos “tiros de piedra” y media “primera puerta del pasillo” de mi…. Pero es así, ella es imparable. Cabezona, caprichosa e imparable (si, lo he escrito dos veces, ella es así x2) y se vino. Además…. en una de las últimas cenas de Navidad en familia… digamos que tuvimos problemas….


Todo se remonta al 24 de Diciembre de 2012… Yo por aquella época tenía un novio medio atolondrado con una moto muy mona, un hermano mucho más mono que la moto y con varios parecidos más a los caballos que la moto y además tenían dos perritos muy graciosos. Bueno, pues esa Nochebuena yo la iba a pasar con su hermano, quiero decir, con mi novio y su familia…. El problema es que su tía Dolores se puso enferma y tuvieron que ir al hospital. Y claro, para pasar la Nochebuena en el hospital, pues la paso en mi casa.

A ver, que me voy por los montes de la Cordillera Cantábrica y se me va el santo al cielo y vuelve y no he terminado. Ya sabéis que en mi casa se vive la Navidad como si fuera una final de Masterchef, mezclado con alguno de esos programas de niños cantarines que tanto odio y varias fiestas juntas de Supermartxé, con drags y todo. Así estaba la cosa. Mi madre sacaba platos que parecía eso que íbamos a alimentar a 500 personas en tandas de 250 cada una. Mi padre y mi hermana con el cava y yo con mi tía y el resto de la familia…. Viendo el puto programa de los niños. La cosa se complica cuando una amiga de mi tía, que se llama Rosana, que toca la guitarra y creo recordar que era cantautora… de esas que sacan un single y poco más hacen en su vida. Como os iba contando…. A mi Rosana me miraba con cara de vicio y me decía “me gustaría acariciarte lentamente la pierna (si, era bollo) mientras a fuego lento tu mirada…. vamos tramando esta locura, con la fuerza de los vientos y el calor de la ternura.” Esto fue en el baño. Yo llegué al salón-comedor encendida como una candela de la furia que tenía en mis entrañas y me puse a discutir con mi tía sobre su "amiga". Mi prima, (no la del Galgo/Cocodrilo, sino otra, la del Galgo estaba de crucero en esas Navidades.... Algo de un premio por lo zumos de piña que le pone a las copas cuando sale de fiesta ya que las burbujas le dan gases... Cosas de ella.) que le gusta más la gresca que a J.J un Sálvame, se puso a insultar a mi hermana, mi tío Ramón a mi madre, mi madre a la mujer de Ramón, mi padre pasaba de todos y TODOS sacamos mucha mierda del pasado. MUCHA. Pues desde ese momento no hemos vuelto a: comer juntos, escuchar a cantautoras bolleras y a hablar con la familia. Por eso me pareció raro que Agodi apareciera allí.

Pues nada amigas, Agodi allí se presentó y debo reconocer, y reconozco, que la verdadera fiesta comenzó con ella. No tengo un recuerdo claro de lo que pasó en aquella discoteca, ni de la siguiente, ni lo que hicimos en aquella cochera que también tenía Dj y servían copas… ni dónde está ese taller en el que nos escondimos de dos vendedoras de flores a las que habíamos insultado, ni del after ese llamado “Latriplux” en el que comí los mejores churros de toda mi vida…. Bueno, puede que ahora que lo estoy escribiendo si que me acuerde de más de lo que pensaba.

La cosa es que salimos del after como si el espíritu de la gran Amy nos hubiera poseído. Yo era una mezcla entre oso panda-mapache y Courtney Love en sus peores épocas. Mi tía insistió en que nos teníamos que quedar a las fiestas del pueblo. ¿Qué pueblo? (Estaréis pensando) Bueno, mi tía vive en Vandelaras del Medio. Una bonita carretera con media docena de casas a los lados, una iglesia y tres bares. Conozco bien ese pueblo…. Varios veranos los pasé allí junto a Cándido, mi primo y varias amigas de las que hoy guardo muy buenos recuerdos. Pues yo, ni corta ni perezosa, saqué a Robert de unos arbustos en los que estaba catando el produzco manchego de varios vecinos de la localidad, nos metimos en el todoterreno de la tita y salimos para allí. En un visto y no visto llegamos. Lógicamente de cabeza me fui a dormir. ¿Qué normal todo, no? ¿Qué final tan light, no? ¿Qué chahipiruli todo, no? Ja Ja Ja. Esperaros.

No había cerrada la pestaña cuando mi tía viene a nuestra habitación y como si fuera un juglar de la Edad Media me cantó todo el planning para dentro de …. 3 horas…. La cosas es que como ella es tenienta de alcalde (es un concejal de un ayuntamiento al que el alcalde del mismo, lo ha nombrado miembro de la Junta de Gobierno), pues si amigas, como ella es eso, dentro de tres horas tenemos PROCESIÓN de Nuestra (será suya…) como iba diciendo, Nuestra Señora del Manto Mayor del Mar de la Pureza Santa. En segundo lugar, vermú con los altos cargos y señoras, comida, café, siesta (GRACIAS A LA VIRGEN DEL MANTO y a todos sus feligreses). Por la noche, verbena de tarde y verbena de noche. ¡Mátame camión! 

Me he venido al baño a llorar. Necesito dormir o matar a mi tía, lo que sea más rápido. Encima Rober ha conocido a mi primo Cándido, una Carmen de España, literal. La primera drag de Valdelaras.

No he terminado de secarme las lágrimas cuando mi tía desde la puerta me grita que a la procesión tenemos que ir vestidas con el traje manchego de fiesta. ¿Y qué más? ¿Le canto una saeta a la Virgen? ¿La manteo? ¿Le bailo?  Veo a Rober emocionado con lo del traje…. Ya veréis cuando le diga que él irá de traje y chaqueta... el disgusto que se va a llevar… Amigas, creo que todo el odio que mi tía ha guardado durante todos estos años por lo de Rosana lo voy a pagar pero bien pagado en estas fiestas… 

Me voy a cortar las venas o a ducharme. Ya no lo sé.

Nos vemos en el siguiente si llego viva amigas.

Os quiere. Patricia.

martes, 8 de diciembre de 2015

Carta a vosotros/as.


Queridos lectores/as:

Antes de empezar esta carta me gustaría daros las gracias. Gracias por si sois nuevos en el blog y habéis decidido navegar entre sus páginas. Gracias a las visitas de siempre, las de casa, las de amigos y familia. Gracias a los que ya no visitan pero se siguen acordando y gracias a los que dedican un poco de su tiempo en este viejo y maniático blog.

Como podéis comprobar Olsen ha cambiado su imagen. El pasado septiembre nuestro querido blog cumplió 10 años y era el momento de vestirnos de largo y sacar las mejores galas como motivo de celebración. Una década de ilusión, textos variopintos y eclípticos, concursos cinéfilos y egocéntricos, secciones emotivas, personales y cercanas, encuestas curiosas y un ejército artístico de fotografías sutiles, cuidadas y expresivas. El dorado, lo minimalista y la calidez han sido los mejores elementos para esta fiesta de cumpleaños. Una Olsen de cuento, en la que el oro ya pesa entre sus entradas como las mejores joyas del joyero de Cordelia y el aroma a libro viejo, a calor de una chimenea, a abrigo en invierno, se empieza a sentir desde la pantalla del ordenador.

Nueva etapa, nuevos restos y nuevas alegrías. En unas horas podremos conocer al ganador o a la ganadora de la “Isla de la Amistad”. Además, y como no podía ser menos, Patricia no se quiere perder la celebración de Olsen y este viernes lanzará su Capítulo 5. Un capítulo muy… familiar.

Olsen ha lavado su cara. Se ha modernizado. Y sueña con acompañarnos muchos años más.

Un gracias se queda corto.

Un abrazo enorme.

10 años. 


viernes, 4 de diciembre de 2015

Precio


"Los sinónimos son sólo el menosprecio del matiz"