martes, 7 de marzo de 2017

Contratos


"Yo en cambio nunca supe ir a favor del viento,
que muerde las esquinas de esta ciudad limpia.
Pobre aprendiz de brujo que escupe el firmamento,
desde un hotel de lujo, con dos, con dos camas vacías"